Adiós a un ícono: cortaron el lapacho de la calle Caseros

"Lapacho desaparecido el 11/01/2018", dicen los carteles que pegaron frente a sus casas los vecinos de la calle Caseros al 200, luego de que operarios de la Municipalidad tiraran abajo el centenario ejemplar de flores rosadas que caracterizaba a la cuadra.

Los responsables de las obras del Plan Área Centro, que en esa zona están cambiando las cañerías y el pavimento, removieron el árbol el jueves.

El subsecretario de Obras Públicas de la Municipalidad de Salta, Ignacio Pancetti, aseguró a El Tribuno que se decidió sacarlo por "una cuestión de seguridad".

"Estaba muy inclinado. Era riesgoso para el tránsito y se habían recibido quejas de vecinos que viven o que estacionan en el lugar", sostuvo.

El funcionario aseguró que "no había forma de salvarlo", y que "al ser antiguo" había cumplido su ciclo.

Pancetti afirmó que habrá un plan de reforestación con diferentes ejemplares en la calle Caseros, que quedó prácticamente sin sombra a esa altura.

"Entiendo que mucha gente se ponga sensible con los árboles, pero los nuevos tendrán más vida útil", dijo.

Resistencia

En 2011, una vecina de la cuadra había decidido encadenarse al árbol, ante una versión de que lo derribarían. Mario Cuello, que era secretario de Medio Ambiente de la Municipalidad, había salido a garantizar que no había planes de sacarlo.

Las familias del centro habían pedido por distintos medios de comunicación que se preservara el lapacho rosado.

Entonces, se informó que se pondrían señales de tránsito para evitar que los conductores chocaran con el tronco si se estacionaban al lado del árbol, pero que se quedaría ahí.

El jueves, los que viven en la zona se desayunaron con la noticia de que hubo un cambio de decisión.

A solo una cuadra del Convento San Bernardo y con el cerro de fondo, el árbol era parte de una postal típica de la ciudad que ahora solo existe en las fotos.

Otro caso

En agosto del año pasado, dos lapachos amarillos que llevaban varios años en el paseo Güemes al 100 aparecieron tirados en la calle.

Los operarios municipales que estaban haciendo una obra en esa cuadra aseguraron que desconocían lo que había sucedido.

Pese a las quejas de los vecinos, no quedó claro quién los había tirado abajo ni por qué motivo.

La secretaria de Obras Públicas y Planificación Urbana de la comuna, María Beatriz Blanco, consultada en ese momento acerca de los árboles derribados, dijo que envió una nota al Ministerio de Seguridad de la Provincia para pedir el registro de las cámaras de videovigilancia.

Cambio sin retorno en el paisaje

Se está cambiando la arquitectura y la forma de circulación.

En el centro se están haciendo obras que modificarán para siempre la fisonomía de la ciudad. Como parte del Plan Área Centro, se realizan trabajos de repavimentación, soterrado de cables y cambio de cañerías.

El plan contempla también transformaciones en tránsito y transporte, ya que muchas cuadras tendrán una sola mano para la circulación de vehículos y se apunta a que el transporte público no circule por el microcentro.

Se trata de un proyecto con tres años de plazo que comenzó a ejecutarse el año pasado en la calle Juramento. El proyecto se dividirá en ocho etapas, con una primera inversión de 290 millones, enviados desde la Nación.

Al primer tramo la Municipalidad de Salta lo denominó el “Corredor de la Fe”, porque concentra las calles en las que se encuentran las iglesias y capillas más importantes.

“Trataremos de causar el menor perjuicio posible a los frentistas y comercios de la zona”, aseguró la titular de la Secretaría de Obras Públicas y Planificación Urbana, Beatriz Blanco, cuando iban a comenzar los trabajos.

Las obras en Caseros al 200 se iniciaron a fines del año pasado. Los vecinos de la zona aseguraron que no hubo una planificación ni información adecuadas para generar el menor impacto posible en la vida cotidiana de los vecinos y en la actividad de los negocios.
Sobre la extracción del lapacho no fueron consultados pese a que, por reiteradas manifestaciones de los vecinos, se sabía que era un tema de interés público.

En Buenos Aires

En la Ciudad de Buenos Aires, en 2013 se trasladaron y preservaron más de 300 árboles de la avenida 9 de Julio por las obras del Metrobús.

Para la construcción de carriles exclusivos, los ejemplares se trasplantaron en lugares como el Parque Thays y el hospital Borda. En Salta, aseguraron que no existía la posibilidad de salvar el que se extrajo de la calle Caseros.

Los ejemplares tuvieron un seguimiento cuidadoso y, un año después, casi todos estaban en muy buen estado y habían tenido una primera brotación sin problemas.

Solo 15 se secaron durante este tiempo y fueron reemplazados por nuevos árboles.

Los trasplantes se realizaron entre enero y junio de 2013 y casi todos los ejemplares eran de especies nativas del norte argentino. Se rescataron lapachos, jacarandáes, ceibos y palos borrachos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...