Para los vecinos de Tres Cerritos, son tiempos de análisis y explicaciones sobre por qué la losa que está por encima del canal de Los Manzanos, inaugurado en 2015, colapsó esta semana. El pavimento muestra una grieta, un hundimiento y la gente tiene miedo de que el suelo se venga abajo.

La Municipalidad ya anunció la reparación del tramo, aunque este es el segundo colapso en esta obra emblemática en Tres Cerritos.

El ingeniero civil Arturo Farfán dio algunas precisiones técnicas con respecto a la construcción, que estuvo a cargo del exintendente Miguel Isa.

El profesional le aseguró a El Tribuno que el proyecto tuvo defectos desde el inicio. Farfán viene cuestionando los trabajos desde el 2014, cuando consiguió la atención de los concejales del Partido Obrero y logró que el entonces edil Arturo Borelli visite la obra. En el terreno le explicó cuestiones que, según dice, produjeron que el pavimento en la calle Los Nogales se haya hundido con las primeras lluvias fuertes del año.

"El relleno está mal porque no se hizo una clasificación del material, es decir, no se hizo una granulometría para saber qué cantidad y de qué tamaño tiene que tener el material del relleno para que absorba la energía en la compactación", dijo el ingeniero.

El profesional, que siguió de cerca esta obra, dijo que jamás se hizo un estudio de laboratorio para saber qué material pondrían entre el canal y el pavimento.

Para él, la empresa constructora reutilizó escombros. Ahora Farfán está explicando las consecuencias de lo que anticipaba hace casi cuatro años.

"El material natural que existe en esa zona de Tres Cerritos es arcilloso. Es decir que es muy duro cuando está seco, pero cuando entra en contacto con el agua se convierte en jabón. Ese barro comienza a filtrar y se produce un vacío. Cuando ese espacio es muy grande, con el peso de los vehículos colapsa", analizó el profesional.

El canal es como un tubo cubierto de cemento que pasa muy profundo por las calles de Tres Cerritos. Es una obra que se había reclamando por décadas para evitar las inundaciones en la zona.

Luego de ese entubado, está el relleno que cuestiona Farfán y, finalmente, el pavimento. Lo que falló en la zona de Los Nogales al 600, para él, es el relleno que forma una capa que amortigua el peso de los vehículos.

La rigidez del pavimento, el peso de los vehículos y un relleno arcilloso hicieron que el piso se viniera abajo.

En consecuencia, y según el especialista, el largo del trazado del canal peligra porque no se realizaron estudios previos.

El profesional recomendó a las nuevas autoridades municipales que realicen de manera urgente una verificación por dentro del canal. Farfán tiene miedo de que el tubo haya tenido una fisura.

"Toda esta obra defectuosa que se hizo es responsabilidad de cuatro sectores. Primero, del intendente de turno que, por los tiempos electorales, hizo todo mal. Luego, el Concejo Deliberante que no lo controló al Ejecutivo, el Tribunal de Cuentas que nunca revisó en qué se gastaban los fondos y del Consejo de Profesionales, el Copaipa, que no certificó de manera correcta los avances de las obras. En este contexto, en nuestra ciudad, nadie controla qué es lo que hacen con la plata de los vecinos", concluyó Arturo Farfán.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...