Un avión de pasajeros turco, con 162 pasajeros a bordo, se salió de la pista y quedó atrapado en la ladera de un acantilado en la ciudad de Trebisonda, sin que se hayan producido heridos. El aparato, un Boeing 737-800 de la aerolínea turca Pegasus, proveniente de Ankara, derrapó al aterrizar en Trebisonda, una ciudad costera del Mar Negro, y quedó atrapado en la ladera de una pendiente que baja a la playa.

 Según informan los medios locales, los efectivos de emergencia se trasladaron rápidamente hasta la zona del suceso y evacuaron a todos los pasajeros.

Por su parte, una de las pasajeras indicó que hubo fuertes escenas de caos y temor en la cabina. ‘Nos inclinamos a un lado, el frente estaba hacia abajo mientras que la parte trasera estaba elevada. Hubo pánico, la gente gritando‘, declaró Fatma Gordu a la agencia Anadolu.

El gobernador de Trebisonda, Yücel Yavuz, confirmó que todos los pasajeros y la tripulación fueron rescatados ilesos y explicó que se había abierto una investigación para aclarar las causas del accidente. El aeropuerto permaneció cerrado durante toda la noche del sábado pero ya volvió a estar operativo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...