Recuerdan a Jorge Cafrune, a 40 años de su fallecimiento

El cantautor Jorge Cafrune, creador de obras populares emblemáticas del folclore argentino, será recordado en su pueblo natal, El Carmen, en Jujuy, con la tradicional marcha “De a caballo por mi Patria” y un festival de músicos independientes al cumplirse 40 años de su fallecimiento. 
“El hijo dilecto de un pueblo gaucho”, como se lo identifica en los valles jujeños será una vez más recordado, este sábado, a través de la mítica marcha “De a caballo por mi Patria” que supo impulsar el cantor y que los criollos de la zona reeditan todos los años uniendo los caminos de San Salvador de Jujuy y El Carmen.
A este hecho cultural se sumará el 13º Festival Homenaje a Jorge Cafrune que tendrá lugar el mismo sábado a las 21 en el Club Sportivo Rivadavia y con la actuación de artistas locales independientes, quienes enaltecerán el legado del cantor gaucho.
Becho Riveiro, Carlitos Mamaní, Las 4 Cuerdas, Los Criollos, Ángelo Aranda y su grupo Pal´ Estribo, Los Changos del Chamamé, Omar Alanoca, Los Grillos Salamanqueros, El “Diablo” Varela, El Forastero y Grupo Y-Sol, serán solo algunos de los artistas en el escenario festivalero.

Cafrune murió hace 40 años víctima de un trágico y a la vez confuso accidente, nunca esclarecido, que ocurrió minutos antes 1 de febrero de 1978 en la localidad bonaerense de Benavídez.

“El mejor legado es su voz, su música, su recuerdo que se pasea por las calles de mi pueblo”, señala en los registros del recientemente inaugurado Museo Oral “Historias de Vida” impulsado por el municipio de El Carmen, Eva “Chiquita” Herrera, maestra del cantautor. 
A su vez Miguel Ángel Royo amigo y alentador de la marcha que todos los años recuerda al cantor, contó que Cafrune vivía en el paraje El Sunchal, en inmediaciones a las fincas de las “señoritas” Alcobedo, a unos dos kilómetros del pueblo carmense.
“Desde allí venía a la escuela Joaquín Carrillo a caballo”, según relatan compañeros sobre sus primeros 8 años de vida durante la época escolar y recuerdan que era “un niño que siempre quiso cantar”.
“Le gustaba mucho tocar la guitarra, tenía la guitarra de su padre con la que practicaba y que compartía con mucha gente del pueblo, gente criolla donde ha mamado toda esta cultura por eso creo que a su marcha la tituló De a Caballo por mi Patria”, cuenta Royo.
Jorge Cafrune, “es un pedazo de historia, y a la historia no hay que dejarla. Los pueblos sin historia se mueren. Por eso tráiganlo siempre a la mente y háganlo vivir siempre donde estén”, expresan finalmente los pobladores.
La directora de Cultura comunal, Gisela Arias, dijo a Télam que el cantautor es "la base de la tradición gaucha" y sólo por su legado genera "un semillero de artistas" que se ven reflejados en cantores como Bruno Arias y Becho Riveiro, entre otros, además de la vigencia de siete centros gauchos en el pueblo.

El accidente
El cantor iba montando a caballo rumbo a Yapeyú (Corrientes), junto a su amigo Fino Gutiérrez, para participar del homenaje por el bicentenario del nacimiento del general San Martín.
Las crónicas de la época consignaron que el conductor no sólo atropelló a Cafrune y a su caballo blanco, sino al otro jinete (Gutiérrez) que marchaba varios metros adelante; detuvo la camioneta recién a 200 metros del lugar donde se había producido el impacto y luego se alejó del lugar, sin ayudar a las víctimas. 
Las obras más popularizadas como "Zamba de mi esperanza" que nutría su repertorio con la temática yupanquiana ("Coplas del payador perseguido", "La alabanza"), se recuerdan aun hoy en cada festividad gaucha.
A ellas se suman "Virgen india", "Mi luna cautiva", "Santafesino de veras", "Chiquillada", "No te puedo olvidar" y "Resolana", entre muchas otras de las canciones más celebradas por su público.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...