El paro de transporte perjudica a comercios y manteros

Con mucho esfuerzo, Beatriz tiene un local de ropa de niños en una de las galerías de la peatonal La Florida, entre Urquiza y San Martín, que normalmente atiende de lunes a jueves hasta las 22, y los viernes y sábados hasta las 22.30; sin embargo, las últimas cuatro noches tuvo que empezar a guardar las cosas a las 20.30, para que Emilce, la joven que la ayuda, y ella puedan irse antes por el paro de colectivos.

"Esta semana fue catastrófica para nosotros, porque la venta pico es entre las 20 y 22, mucha gente sale de trabajar a esa hora y pasa por el centro, y ahora estamos perdiendo", manifestó enojada la mujer.

En la zona, a las 21, todos andan a las corridas y las paradas se colman de usuarios que quieren viajar. Emilce, por ejemplo, tiene que tomar el 4D en calle Pellegrini y dar toda la vuelta porque en la San Martín ya no para, pasa repleto.

La misma Beatriz se lamentó por los manteros, que tienen permiso para instalarse a partir de las 22, justo a la hora de la medida de fuerza que encaran los choferes de la Unión Tranviarios Automotor (UTA).

Fátima Gareca es mantera. Mientras trataba de entretener a sus dos hijos, uno en coche y otro de unos dos años y medio, contó que el primer día del paro se tuvo que volver caminando a su casa en el barrio Santa Lucía. Llegó a la medianoche. "Estos días fueron fatales. No me estoy quedando a la noche porque después no tengo en qué volverme y, además, como no hay colectivo, tampoco hay gente que compre", comentó Fátima, que ayer se vio obligada a sacar un préstamo para pagar unas cuentas.

María Rosa Alvarado, propietaria de una confitería en Peatonal Alberdi, tiene varios empleados que se manejan en colectivo y a los que debe pagarles un remise. Pero además, "nos afecta también porque el cliente se empieza ir temprano. A las 10 de la noche ya no queda casi nadie, por lo que la venta bajó", dijo.

Añadió: "Ojalá lleguen a una solución porque la mayoría de las personas nos manejamos en colectivo y siempre terminamos pagando los usuarios".

Raquel trabaja en un supermercado del microcentro salteño y con resignación contó: "Esta noche va a ser la quinta noche que voy a tener que pagar 180 pesos por un remise, no me queda otra". La joven comentó que los chicos que tienen motos llevan a los compañeros que no tienen, pero hay chicas que se vuelven caminado, por ejemplo, una de ellas hasta barrio Castañares.

Así estaba anoche una de las paradas del centro. Andrés Mansilla

Dura presentación de los vecinos

"Nos toman de rehenes a los usuarios”. Con esta frase, Walter Ignes, secretario del interior de la Federación de Centros Vecinales, se refirió al paro que llevan adelante los choferes de colectivo nucleados en el gremio de la UTA por quinta noche consecutiva y que, según se anunció ayer, se extenderá a 10 jornadas.

El dirigente afirmó que es una medida de fuerza “ilógica” dado que en Salta no hay deudas salariales con los trabajadores y que ellos paran en “solidaridad” con choferes de otras provincias que no cobraron un aumento del 5,7% que estaba contemplado.

“Los choferes nos toman de rehenes. Ellos están de campaña porque la otra semana hay elecciones en la UTA y por eso hacen esta movida”, dijo. El vecino de la zona norte afirmó que la gente más afectada es la que vive en lugares como Chicoana, Rosario de Lerma, Quijano, La Caldera, ya que si dejan de funcionar los colectivos, un remise le puede salir muy caro. 

Ignes contó que ayer por la tarde llevaron una nota al Gran Bourg, en la que pedían directamente al gobernador Juan Manuel Urtubey que tome medidas urgentes para que se pueda garantizar el servicio a los pasajeros.

No descartó realizar una presentación en la Justicia. “Estamos preocupados. La gente queda al medio de un reclamo que en Salta no tiene sentido, no tiene justificativo. Lo peor es que desde las 20 comienza a disminuir el servicio, no a las 22 como dice la UTA”, apuntó.

El dirigente también planteó que en las horas pico los colectivos no dan abasto y se necesita más frecuencia. Además, apuntó contra el incremento en el precio del boleto.

Sin reclamos en Trabajo

La flamante Agencia Territorial Salta de la Secretaría de Trabajo de la Nación no recibió, aún, ninguna presentación por el paro que realiza desde hace cinco días la UTA. 

Javier Cáceres Moreno está al mando de lo que antes era la delegación salteña del Ministerio de Trabajo de la Nación. 

En diálogo con este diario, el funcionario afirmó que solo recibieron la notificación de la filial local de la UTA, en donde se da cuenta de que iban a llevar adelante una medida de fuerza, que ya había sido aprobada en Buenos Aires y que la Secretaría de Trabajo nacional ya estaba al tanto.

Cáceres Moreno apeló a que en los próximos días se lleven adelante reuniones más profundas, donde se logre un acuerdo.

El funcionario señaló que entiende que al ser un servicio básico se tiene que dejar una guardia mínima. Si bien reconoció que el derecho a huelga está contemplado -siempre y cuando se notifique con antelación- entiende que la protesta lleva varios días y afirmó que algún sector que se sienta afectado puede impulsar un amparo o bien realizar una presentación en su oficina o en la Provincia. 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...