Inició un prometedor plan de producción de verduras y hortalizas

Prejuicios viejos como que las familias más vulnerables no tienen el mínimo interés en el trabajo de la tierra; que al norte le falta algo fundamental como es el agua para encarar cualquier proyecto de producción; que habituados por más de 60 años a ser empleados de empresas del estado como YPF, los norteños nunca verán el trabajo de la tierra como una opción laboral; están justo ahora en jaque.

Hasta ahora, los mismos norteños descreen que establecimientos como los que hace décadas pertenecían a las familias Payo o Nallar, y eran grandes exportadores hacia los centros urbanos del país de frutas, verduras y hortalizas, puedan volver a ser una opción productiva en el norte.

Sin embargo, un proyecto comenzó a trazar su camino que seguramente llevará tiempo, gestiones, esfuerzos e inversiones para convertirse en un mediano plazo, en una opción auto sustentable que sea el medio de vida para muchas familias.

Esta semana la Secretaría de la Producción de Tartagal comenzó con la entrega de bolsas de semillas provistas por el INTA y el resultado fue más que interesante. "En un día 50 personas se acercaron para pedir las bolsas que contienen 14 semillas de verduras y hortalizas y que son destinadas para familias en situación de vulnerabilidad pero también para todo aquel que no cuente con un gran espacio y quiera tener su propia huerta en el patio, en el balcón o en cualquier espacio reducido de su casa. Disponemos de más semillas, que nos provee el INTA cuyos técnicos tienen total predisposición y ya nos anticiparon que dictarán la capacitación a todos los vecinos que se llevaron las bolsitas", precisó Edgar Domínguez, secretario de la Producción del municipio de Tartagal.

Expectativas

Que la mitad de los que lleven las bolsas de semillas que quedarán registrados en un banco de datos, le dé un uso adecuado y que pasado un par de meses pueda mostrar algún resultado, ya es un avance en este proyecto integral que tiene como finalidad, que pequeños productores de Tartagal se vuelquen a esta actividad.

Lo que se busca es que en unos años se alcance lo mismo que logró Tartagal productiva. Beneficiada por los mejores precios y siendo el nexo entre productor local y consumidor final la sociedad del estado aseguró un mercado para carne de cerdo con precios notoriamente inferiores a cualquier otro producto cárnico en el norte.

El proyecto para cultivar

Hace un par de meses el intendente de Tartagal Eduardo Leavy anunció la puesta en marcha de un proyecto para la producción de verduras y hortalizas a cargo de la misma sociedad del estado que gerencia la producción y comercialización de carne porcina. "El proyecto está muy bien encaminado y la idea es poder disponer de un par de hectáreas en el paraje Zanja Honda, ubicado al norte de Tartagal o más para dedicar el predio íntegramente a esta iniciativa productiva. Por allí baja un curso de agua muy importante, como es el arroyo homónimo que trae un importante caudal de agua, aún en plena época de sequía. Por gravedad y característica del terreno el agua baja y cruza la ruta nacional 34 por tanto la captación será más sencilla. Fuimos con gente especializada del INTA y en base a mediciones comprobamos que se desperdician 1.690 litro de agua por hora en épocas que no son de lluvias intensas. Imaginamos que en el verano el caudal de agua debe ser por lo menos el doble y con eso desterramos esa idea tan arraigada en la zona que no se puede trabajar la tierra por falta de agua", explicó Domínguez.

Lo que le falta no solo a Zanja Honda sino a otras comunidades como Cuña Muerta, Yacuy y tantas otras que son bordeadas por cursos de agua que bajan de las serranías del oeste son las instalaciones para almacenar el agua que servirá para riego posterior de los sembradíos,- o eventualmente para cría de animales- y un sistema de distribución del agua. "La nación tiene proyectos destinados a estos fines específicos que vendrían a reemplazar en cierto modo al fondo federal de la soja y es allí donde vamos a poner el foco de atención como es lograr los recursos para instalar todo lo necesario para el riego lo que se logra mediante la presentación de proyectos que sean aprobados por estos organismos nacionales", precisó Domínguez.

Puntos claves del proyecto

“Producir verduras y hortalizas para la región implica un mercado de más de 150.000 personas por tanto es muy interesante”, dijo Eduardo Leavy, intendente de Tartagal, en cuanto a las expectativas que se abren con este plan. 

El Primer Encuentro de alimentación sana, segura y soberana “Alimenta” se desarrollará este 16 de octubre organizado por el Programa Primera infancia, INTA, hospital Perón y Municipalidad de Tartagal y afianzará la propuesta de producir verduras y hortalizas para consumo y venta. Según la organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (Food and Agriculture Organization - FAO) “Las semillas son la base principal para el sustento humano. Son las depositarias del potencial genético de las especies agrícolas y sus variedades resultantes de la mejora continua y la selección a través del tiempo”.

Para 2050, cuando está previsto que el crecimiento de la población mundial lleve a más de 9.000 millones de habitantes en el planeta, debe lograrse un aumento del 60% en la producción de alimentos, de modo que no haya hambrunas en el mundo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...