74a Asamblea General de la SIP
María Elvira Domínguez: “Lo importante es que siempre va a prevalecer el periodismo serio, riguroso y de calidad”
La colombiana María Elvira Domínguez fue designada como presidenta de la Sociedad Interamericana de la Prensa (SIP) ayer, en la jornada de cierre de la 74º asamblea anual de la institución.  

La colombiana María Elvira Domínguez fue designada como presidenta de la Sociedad Interamericana de la Prensa (SIP) ayer, en la jornada de cierre de la 74º asamblea anual de la institución. 
Es la cuarta vez en la historia de la organización que el cargo queda en manos de una mujer. Argentina S. Hills del diario El Mundo de Puerto Rico en 1977; Diana Daniels de The Washington Post en 2005 y Elizabeth Ballantine de The Durango Herald en 2013 fueron sus antecesoras.
Directora del periódico El País de Cali y referente de un país en el que el periodismo tuvo que hacer frente a la amenaza de la violencia y el narcotráfico, asumió en un año marcado por el asesinato de 29 periodistas en América.
En diálogo con El Tribuno, aseguró que monitorear que se den las condiciones para la libertad de prensa será uno de sus principales desafíos.
 

¿Cómo se define?

Soy María Elvira Domínguez, directora y gerente general del diario El País de Cali, un diario que el año entrante cumple 69 años. Llevo 23 años trabajando en El País, casi 16 años como gerente general y 11 como directora y gerente general. 
Soy de profesión administradora de empresas, no soy periodista. En la SIP llevo 10 años, me enamoró la pasión de las personas que llevan aquí tantos años. Me volví parte de esta familia y me siento muy honrada de que me hayan elegido.

Viene de un país que sabe lo que son las presiones a la prensa y el riesgo para los periodistas.

Así es. Colombia ha tenido etapas muy difíciles en términos de violencia contra los periodistas. Estamos nuevamente en una etapa complicada nuevamente en ese sentido.
Hacer periodismo en Colombia no es fácil. Es duro. Hay que buscar la protección a los periodistas e instar al Gobierno a que los proteja para que puedan ejercer su oficio.
El gobierno ha ayudado con una unidad de protección a periodistas y esperamos que lo siga haciendo. Esperemos que Colombia empece a tener una nueva etapa de tranquilidad. En los últimos meses ha habido hostigamiento, asesinatos, amenazas. Hace rato que no había dos asesinatos. Cuando vemos la realidad de Nicaragua y Venezuela también quedamos bastante preocupados y tristes.
 
¿Por qué somos pocas las mujeres en estos espacios y en las direcciones de los medios?

Yo no diría que son pocas. Las que están son las que quieren estar. Estoy convencida de que quien quiera estar en una institución como esta, sea hombre o mujer, puede estar. Yo diría más bien que no les interesa porque estoy segura de que las mujeres que tuvieran interés, como yo, pueden estar. 

En los medios, a las mujeres les falta avanzar más.

Eso he escuchado en varios países. Personalmente, en el medio donde trabajo, no lo siento bajo ningún punto de vista. En el caso el periódico El País de Cali hay una sala de redacción en la que creería que hay más mujeres que hombres, en todos los cargos. Y la jefa de redacción es mujer, pero no la elegimos porque sea mujer sino porque es muy buena. De modo que no soy una persona que pueda decir que las mujeres tenemos que luchar mucho para poder llegar. Simplemente tenemos que querer.

¿Cuál es el desafío más importante para el periodo que viene en la SIP?

Creo que hay dos. Primero, seguir muy de cerca la situación de países como Venezuela y Nicaragua. Sin decir que no vamos a monitorear los otros países. Pero Venezuela, Nicaragua y Cuba nos preocupan tremendamente. Vamos a ver cómo podemos hacer para seguir apoyando a esos países y solidarizándonos. Ver cómo podemos seguir informando de una manera más estratégica para que se sienta más la voz de la SIP.
Vamos a empezar a andar con la declaración que se hizo en Salta. Era muy importante que la SIP trabajara en ella y es un gran logro de la presidencia de Gustavo Mohme y del equipo que lo acompañó para garantizar esa libertad de prensa en cualquier plataforma tecnológica. 
La SIP también requiere un proceso de transformación, como lo estamos haciendo en los medios, que estamos transformando el negocio, reinventando cosas y tratando de ser muy innovadores. La SIP tiene varios proyectos que surgieron de un plan estratégico hace un par de años y esperamos este año ponerlos en marcha. 

¿Como deben enfrentar los medios el desafío del avance tecnológico?

La transformación digital es fundamental en las empresas de medios, sea en el papel, televisión o radio. El mundo digital es otro. Nuestras empresas tienen que cambiar. Tienen que adaptarse a las nuevas tecnologías. Tienen que ser exitosas y reestructurarse de cara a las nuevas tecnologías. Pero el papel va a seguir existiendo y lo importante es que el periodismo serio y de calidad es el que va a prevalecer. No importa si es en papel, en un computador o en un televisor. Lo importante es que siempre va a prevalecer el periodismo serio, riguroso y de calidad.

Eso demanda inversión en recursos humanos

Eso es tener un talento importante en la redacción y multiplataformas, pero sobre todo mucha calidad. Mientras mejoremos cada día nuestra calidad periodística vamos a seguir siendo imbatibles.

¿Cree que el crimen de Guillermo Cano (director de El Espectador asesinado en 1986) ha marcado un antes y después en el periodismo en Colombia? ¿Hubo justicia?

En Colombia logramos que el asesinato de Guillermo Cano se declarara crimen de lesa humanidad. Aparte de eso, se logró que no prescribiera. Fue un golpe tremendo para la libertad de prensa.
Cuando asesinan a Guillermo Cano, el cartel de Medellín y específicamente Pablo Escobar, fue una historia muy difícil de Colombia, muy complicada. El diario El Espectador dio una lucha terrible contra el cartel de Medellín y específicamente contra Pablo Escobar. Ese fue el resultado de esa lucha frontal. Es uno de los hitos más importantes de la lucha de la prensa contra el narcotráfico en Colombia en los 80 y los 90.

Desde el país de Gabriel García Márquez, ¿qué mensaje les daría a los periodistas?

Que busquen siempre la verdad. Hasta que no la tengan, no publiquen. Sin ser periodista, lo que exijo en mi sala de redacción es que hasta que no tengamos todos los documentos, las fuentes y los testimonios no publiquemos. Estamos para contar la verdad, ser rigurosos, denunciar, criticar, discernir y eso solo lo puedes hacer con la verdad. Mientras estemos con la verdad, nunca nos vamos a terminar.