Los testimonios: "Pensamos que era un temblor muy fuerte"

Momentos de nervios y desesperación vivieron los vecinos del barrio Vélez Sarsfield por la explosión ocurrida en el Centro Cívico Municipal. La mayoría de ellos pensó que se trataba de un fuerte temblor, otros imaginaron que colectivos y autos habían impactado contra sus casas, que quedaron con techos, ventanas y puertas destruidas. Los salteños afectados residen en las calles Lola Mora, Vélez Sarsfield, Rosario de Lerma, pasaje Inca y pasaje General Paz.

"El ruido que escuchamos era como el de una bomba, pero no de estruendo, sino peor. Fue todo rápido. Pensamos que era un temblor muy fuerte", contó Mirta Cabana, de 58 años, una vecina que reside en la calle Lola Mora 208.

La sobrina de Mirta, Eva Menes, de 28 años, estaba sentada en la vereda en aquel momento. Describió que vio humo y tierra en el aire, que corría como una gran onda expansiva. Con sus vecinas se levantaron y corrieron mientras veían cómo volaban cosas por el aire, desde pedazos de tierra, hasta piedras y restos de objetos.

El techo del hogar de la familia quedó muy dañado en el sector de la cocina y el baño. Hay una pared agrietada. Relataron que no pudieron conciliar el sueño por miedo a que ocurriera otra explosión.

Adrián Irrazábal, un vecino que reside sobre la avenida Vélez Sarsfield 207, estaba por recostarse en el momento en que ocurrió la explosión, mientras que su hija, Ariana, de 18 años, embarazada de ocho meses, lavaba los platos. Tenía fecha de parto para el 20 del corriente, pero sufrió una crisis de nervios y se descompensó. Sus padres la sentaron en una silla sobre la vereda hasta que llegó la ambulancia. Fue asistida por el Samec y trasladada al hospital, donde entró en trabajo de parto a las horas. Hasta el cierre de esta edición era inminente una cesárea.

Adrián Irrazábal. “En el momento de la explosión mi hija que está embarazada estaba lavando los platos. Tenía fecha de parto para el 20. El susto le provocó que se le adelante. Está internada y es probable que le hagan una cesárea”.

 

Irrazábal calificó a la explosión como tremenda. "Movió los techos. Era como que el techo se levantó y cayó en su lugar. Yo pensé que era por un choque, por algo que había impactado la casa. En mi techo quedó tendido un pedazo de hierro que voló hasta acá. Mi casa tiene rajaduras por todas partes y una piedra rompió el parabrisas de mi camioneta", comentó

Según el hombre, el protocolo para catástrofes "falló totalmente". "Personalmente creo que hay que aprender de los errores y aquí hubo un error, y en eso se tendrían que enfocar las autoridades. Yo llamé varias veces al 911 y la primera ambulancia llegó a la hora, pero no vino para acá, sino que entró al Centro Cívico Municipal. Volví a llamar porque no solamente mi hija necesitaba atención sino varias vecinas adultas mayores", aseguró.

Además, manifestó que había demasiados móviles policiales, pero no así de ambulancias. "Era increíble la cantidad de policías que llegaron, pero lo que necesitábamos eran ambulancias", dijo.

Relevamiento

Patricia Burgos. “Estábamos en el dormitorio y escuchamos un ruido tremendo. Pensé que se había incrustado un colectivo en la casa. Se rompieron los ventanales. Por suerte mi hija estaba en cama, tapada, si no le iban a caer los vidrios”

Patricia Burgos, una vecina, contó que el intendente Gustavo Sáenz fue al lugar del hecho y se reunió con los vecinos damnificados.

La titular de Desarrollo Social, Guadalupe Colque, visitó casa por casa ayer por la mañana para realizar un relevamiento e informes para el abordaje social y respuestas.

Se supo que son 54 las familias relevadas, 34 con solicitudes de asistencia y 3 con prioridades.

"Se veía un humo blanco con polvillo"

Debora Fernández y su esposo José Rodríguez viven en la calle Lola Mora 156, frente al lugar donde ocurrió la explosión, junto a sus cuatro hijos pequeños. Contaron que cerca de la 1 estaban en su hogar y escucharon un ruido impresionante. "Era horrible. Pensamos que era un temblor, porque se movió todo", expresaron.

Una de sus hijas estaba durmiendo en ese momento. "Se levantaron las chapas con todo y es como que bajaron adonde estaban. Se rajaron. Se rompieron las ventanas. El marco de la puerta quedó flojo", dijo la mujer.

El hombre relató que atinó a agarrar a sus hijos para salir de la casa. "Se veía un humo blanco, polvillo y se sentía un olor fuerte a gas, pero como si estuviese mezclado con otra cosa", describió.

"El intendente Gustavo Sáenz vino. Están haciendo un censo sobre los daños para reparar. Nos aseguraron que nos darían todo nuevo: chapas, ventanas pero que primero analizarán quienes son los más afectados", sostuvieron.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...