El exmonaguillo García revivió el abuso que sufrió en El Alfarcito

Durante la mañana de ayer, entre turistas que llegaban al paraje reconocido por la labor solidaria del padre Chifri, los peritos del CIF, junto al personal de la Fiscalía Penal Nº1 de la Unidad de Delitos contra la Integridad Sexual, los abogados y el exmonaguillo Juan Carlos García recorrieron El Alfarcito. Todos llegaron allí para reconocer los lugares indicados en la denuncia que presentó García por abuso sexual contra el excura Emilio Lamas. Para la parte denunciante, se logró constatar lo testificado.

Coronados por los cerros, las actividades se iniciaron alrededor de las 9.30 y concluyeron cerca del mediodía. Los primeros pasos fueron dialogar con Luis Zavaleta, administrador de El Alfarcito, quién ofició de guía durante el recorrido por el paraje, que tiene una iglesia, una escuela, una tienda y un comedor, rodeados de un puñado de casas de lugareños. Antes de dar inicio al recorrido, el fiscal Federico Obeid se instruyó sobre las viviendas construidas después del año 1991, las que en su gran mayoría rodean la pequeña parroquia donde descansan los restos del padre Chifri. El abuso denunciado por García habría ocurrido durante las fiestas patronales de agosto de aquel año.

El primer lugar al que accedieron fue la casa de la familia Bautista, una de las primeras que habitó el paraje. Familia a la que incluso le dedicaron una placa en agradecimiento por su ayuda con la labor solidaria. García aseguró que el día de los hechos los Bautista le ofrecieron la cena a él y el excura Lamas, un guiso de chivito, invitación que él rechazó por estar convaleciente a raíz de los efectos de la Puna. También les habrían ofrecido una cama para que descansara, pero Lamas habría pedido que lo llevaran a la casa parroquial, donde habría ocurrido la violación.

Cruzando la ruta que lleva al paraje, recibieron a los funcionarios judiciales, Teodoro Bautista y su hijo Tito, quien aseguró que no estuvo en aquella cena, mientras que su padre indicó que no la recordaba, aunque confirmó que sí se acordaba del cura Lamas, que "había ido como dos veces". Los Bautista tienen dos casas en el pueblo, así que luego de la visita legal a la primera morada, los peritos se dirigieron a la otra vivienda para confirmar que habían estado en el lugar indicado por Juan Carlos. Allí se entrevistaron con Teresa Bautista, quién confirmó que usaban lámparas a querosene, y que sí recibían a los sacerdotes que llegaban para las fiestas patronales. Aunque luego de que se separaron sus padres comenzaron a recibirlos en la casa de su tío Teodoro, hasta que construyeron la casa parroquial contigua al templo.

Luego la comitiva fue hasta la casa parroquial y el templo. Según el testimonio del exmonaguillo, fue en la primera donde sucedió el abuso. Mientras que la iglesia fue el lugar donde indicó que vio al sacerdote a la mañana siguiente oficiando la misa, sin su asistencia.

La denuncia original

La jueza de Menores Nº 2, Silvia Bustos Rallé, habló en FM Profesional sobre el caso Lamas, en el que quedó en el ojo de la tormenta a raíz de que García denunció ante ella los hechos el mismo año en que habría ocurrido el abuso.

La causa no continuó su proceso, ya que el padre del exmonaguillo no quiso denunciar. "Hijo, ponete a pensar, quien nos va a creer, si no te creen a vos y no tenemos plata", explicó García que le dijo su padre en ese entonces.

Rallé aseguró que actuó correctamente, corriendo vista al fiscal y que este ordenó que se informara a los juzgados de Instrucción. "Ojalá que él tenga lo que busca, pero que no ensucie a los demás, yo hice lo que tenía que hacer", aseguró. Sin embargo, en los últimos días la querella hizo uso del hecho para confirmar lo denunciado. Mientras que diferentes medios se hicieron eco, cuestionando además la inacción judicial, que quedó en evidencia.

La jueza, además, contó que García llegó a su juzgado acusado de un delito sexual contra otros dos menores y fue allí que le comentó lo que le había sucedido con Lamas. Además, cuestionó el tiempo que le llevó a García denunciar el hecho. Mientras que al mismo tiempo resaltó la cantidad de abusos que se registran. Aunque no hizo mención a la baja cantidad de denuncias por abuso sexual que contrasta con las altas cifras de delitos, dato resaltado por el juez de la Corte Abel Cornejo.

La denuncia a la que se retrotrajo la jueza Bustos Rallé fue unos meses después del abuso que habría sufrido el exmonaguillo, quien en aquella época tenía entre 15 y 16 años. García negó el hecho.

Su abogado, Luis Segovia, aseguró que esa causa se cerró porque no había elementos para acusarlo y fue sobreseído por ser menor. Además, indicó que la jueza faltó al artículo 51 del Código Penal.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...