gastronomía
Volvió la Feria Abasto Gourmet
Con las presencias estelares de Takehiro Ohno y Mauricio Asta durante todas jornadas, la fiesta gastronómica más grande del Norte propone más de 100 stands y más de 20 parrillas.

Luego del éxito y la repercusión de la edición 2017, vuelve el megaevento gastronómico que acerca innovadoras propuestas para deleitar los paladares. Arrancó ayer y se extenderá hasta el 25 de este mes, desde las 19 y hasta la medianoche, aunque el domingo 25 se abrirá desde las 13. Como siempre en el Centro de Convenciones, en la rotonda de Limache, avenida Paraguay al 2900.
Allí, los asistentes se encontrarán con más de 100 stands de comidas y productos gourmet, corredores de vino con degustaciones gratuitas de las mejores bodegas argentinas, un patio de parrillas y foodtrucks, juegos y trivias para divertirse y ganar, cervezas artesanales y cocktelería en la Avenida Chin Chín y masterclasses de cocina gratuitas.
La Feria Abasto Gourmet convoca cada año, desde 2014, alrededor de 25.000 visitantes en Tucumán y este año realizará su segunda edición en la ciudad de Salta. Los chefs invitados en esta ocasión serán Takehiro Ohno y Mauricio Asta quienes tendrán sus propios stands con las delicias que preparan en TV a la venta, para el deleite de todos los asistentes a la Feria en el Centro de Convenciones. 
Entre las curiosidades encontraremos los famosos “Juegos”, donde los participantes podrán probar su suerte para ganar distintos premios gastronómicos. Los visitantes también podrán encontrarse con el “Degustódromo”, que será un sector donde cada uno de los stands participantes ofrecerá al público una degustación gratuita de cada uno de sus productos.

En cuanto a los chefs invitados Ohno y Asta, tendrán sus propios stands con las delicias que preparan a la venta y novedades imperdibles.

Mientras ya tienen preparado el bagaje que traerán a Salta, Takehiro Ohno y Mauricio Asta hablaron de lo que significa transmitir conocimientos sobre la cocina, cosa que harán en nuestra provincia.
‘Según los afamados chefs, enseñar cocina no solamente tiene que ver con las preparaciones, sino con la energía que cada uno pone en sus creaciones culinarias.
“Mi idea es que los salteños prueben mi comida, el estilo, sus características. Y todo con productos propios porque en cada lugar que voy visito sus mercados para utilizar lo que cada región ofrece. Mi cocina tiene el concepto de abrir una ventana especial, accesible a cada ama de casa o señor que le gusta cocinar”, dice Ohno.
Por su parte, Asta destacó su satisfacción por venir a Salta por primera vez y anticipó que su clase ofrecerá una nueva receta para aprender y mucha comunicación con el público.
“Mi entorno, formado por una familia italiana en la que todos los alimentos se hacían en forma casera, seguramente influyeron en mi profesión. Pero mi tip central está en el amor que se pone en lo que se crea y se produce. Es como una vuelta al apego y protección que transmite la madre desde que nacemos. No es solo alimentar, sino de hacerlo con el mayor afecto posible”, remarcó Asta.
Nacido en la isla de Hokkaido, Japón, en 1967, Takehiro dio sus primeros pasos en la cocina de la mano de su madre, consumada repostera especializada en repostería alemana. Se recibió de Nutricionista en la Nishi Kyushu University en Japón, y se especializó en cocina Española con Akihiko Manada en la escuela de cocina de Osaka. Llegó en 1996 a Buenos Aires, invitado por el restaurant Llers y su chef Fernando Trocca para presentar su cocina High level y así cumplir un sueño: conocer la Argentina, el país más alejado de su Japón natal.
Criado en una típica familia italiana, Mauricio Asta siempre tuvo en claro que le gustaba cocinar. Desde chico solía ver a su madre y a su padre cultivar en la huerta y elaborar artesanalmente licores, pastas y salsas de tomates, pero también todo lo inherente a la panificación y embutidos, “porque en casa se hacía todo, completamente todo, casero”, recordó Asta.