Desalojo en El Alisal: al parecer, la Justicia dejó en el río a la familia equivocada

A 9 días del desalojo de los Martínez, los ánimos siguen caldeados por la Quebrada del Toro. La casa dejada por la familia ante una orden judicial sería ocupada por otra familia, en carácter de casera del reclamante de estas tierras.

A todo esto, se conoció que un supuesto error de interpretación podría echar por tierra la resolución judicial de desalojo emanada del juez de garantías Diego Rodríguez Pipino en contra de la familia Martínez de la comunidad originaria de Los Alisos, sitio en medio de los cerros, ubicado frente al paraje El Alisal, a unos 10 kilómetros de Campo Quijano.

La orden judicial partió para desalojar a un tal Jorge Martínez, quien no figura como integrante de la comunidad de Los Alisos. En su nombre, desalojaron a Irene Martínez, titular del inmueble, quien acredita su pertenencia a esta comunidad indígena.

"Esta rectificación enviada por Personería Jurídica al juzgado interviniente no fue tomada en cuenta. Irene y su familia son integrantes de la esta comunidad originaria, perteneciente al Consejo del Pueblo de Tastil. Igualmente se ordenó el desalojo. Entendemos que esta resolución judicial carece de sustento, es un fallo fuera de derecho", puntualizó Manolo Copa, integrante del consejo de Tastil.

A partir de la intervención del Gobierno provincial por medio del ministro de Gobierno, Marcelo López Arias, la asamblea permanente del Consejo del Pueblo Tastil, decidió no cortar la ruta nacional 51, y dispuso acompañar a estas familias y las intervenciones de sus abogados para realizar otras presentaciones judiciales que reviertan este polémico desalojo.

"No vamos a cortar ninguna ruta, aunque estamos atentos a cualquier decisión que atropelle los derechos de los integrantes de nuestra comunidad originaria. Hubo mala intención o error administrativo de enviar un desalojo a un tal Jorge Martínez, que no existe, y luego decir que la señora Martínez no era integrante de una comunidad, cuando tiene hasta papeles que la respaldan", contó a El Tribuno uno de los voceros del consejo originario.

De ser así, esta resolución no tendría sustento.

Tomar cartas en el asunto

Ante este panorama, el Ministerio de Asuntos Indígenas intervendrá en el caso ante la Justicia. La familia Martínez, entre tanto, sigue pernoctando en el lecho del río Toro a escasos metros de donde fuera su hogar desde hace años.

El Tribuno supo, a través de trascendidos, que otra familia llegaría a ocupar la vieja vivienda en carácter de casera, de una persona de apellido Usandivaras, quien ahora se denomina legítimo dueño de esta parcela de tierra, enclavada entre dos prominentes cerros de altura. Lejos de pacificar la cuestión, pone en jaque la integridad de la posible familia casera, y exacerba aún más los ánimos de los reclamantes que apoyan a los originarios.

Compañía espiritual
Este sábado en medio de la lluvia, el sacerdote Walter Medina llegó desde El Alfarcito hasta el lecho del río a la altura de El Alisal, para ayudar, contener y acompañar a la familia Martínez que atraviesa el peor y menos imaginado momento de su vida. “A mí me preocupa que esta comunidad no sea reconocida como tal, teniendo los documentos que lo comprueban. Están muy vulnerables y se sienten desamparados por la Justicia y la sociedad”, dijo el sacerdote. 
Agregó sobre el estado de ánimo de los Martínez: “Los vi tristes a todos los miembros de la familia, y espero que alguien los ayude, en la realidad, es muy feo lo que están pasando, dormir sobre el lecho del río donde baja muchísimo la temperatura por la noche, con pocas frazadas, sin techo, es muy lamentable que tengan que vivir esta situación, sobre todo si es que los desalojaron de manera equivocada, por una confusión”. Y remarcó: “Todos en esta zona estamos conmocionados por lo que le ocurrió a esta familia de la Quebrada de El Toro”. 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...