Va a juicio la causa por la muerte de Cinthia Fernández

Luego de más de siete años de reclamo por justicia, finalmente el caso de Cinthia Fernández, la joven asesinada en el barrio Parque la Vega, llegará a juicio. Se trata de uno de los casos más complejos que se ventilaron en los tribunales salteños. La fiscal de transición María Inés Loyola solicitó días pasados la elevación a juicio contra principal imputado del crimen y se estima que el debate se realizará en los primeros meses del próximo año.

Así lo informó la madre de la víctima, Ana Fernández, quien reveló que junto a su abogado, Pedro García Castiella, fueron notificados de la resolución emitida de la representante del Ministerio Público al juez de Garantías de la causa.

En el caso está imputado Mario Federico Condorí, un exsuboficial de la Policía de la Provincia, con el que joven de 28 años mantuvo una relación sentimental. El crimen de Fernández ocurrió el 28 de abril de 2011 en su departamento de Parque La Vega. El cuerpo de la víctima fue encontrado por su madre, Ana Fernández, quien a partir de ese momento libró una verdadera batalla para movilizar la causa en los tribunales de la Ciudad Judicial.

La autopsia determinó que Cinthia Fernández murió por asfixia por sofocación en la habitación del departamento. El cuerpo apareció con una bolsa de nylon en la cabeza. En un principio se especuló con la posibilidad de que se haya tratado de un suicidio, pero esa hipótesis fue descartada por el médico legista que examinó el cadáver. Con estos datos, la madre de la chica confirmó con más fuerza la hipótesis que su hija había sido asesinada.

Ana Fernández orientó sus sospechas en torno al policía Condorí y a un ingeniero de apellido Puca, pero luego se estableció que este último no estaba en la ciudad de Salta cuando mataron a la muchacha. De esa manera todas las sospechas se orientaron en torno a Condorí, quien habría actuado por despecho, luego de que la joven decidió terminar con la relación que mantenían. La muerte de Cinthia Fernández se produjo cuando todavía no estaba en vigencia la figura de femicidio. Sin embargo la madre de la joven señaló que con su abogado recurrirán para que la Justicia le dé validez a ese agravante en base a los tratados internacionales de derechos humanos.

Luego de muchas idas y vueltas, en agosto de este año el juez en transición Guillermo Pereyra cerró la etapa de instrucción y corrió vista del proceso a la fiscal Loyola. Con las pruebas reunidas la funcionaria elaboró la requisitoria de elevación a juicio contra de Mario Federico Condorí.

El imputado estuvo detenido, pero luego se le otorgó la libertad provisoria, y en esa condición llegarán a juicio, cuya fecha de inició se dará conocer oportunamente.

Condorí fue procesado por el juez de la Sala VI, Guillermo Pereyra, con competencia en transición, por el delito de homicidio simple. Sin embargo, la fiscal Loyola pidió que el expolicía sea juzgado por "homicidio agravado por alevosía", y en caso de ser condenado le correspondería prisión perpetua.

La incorporación de la figura de femicidio al Código Penal fue posterior a la muerte de Cinthia, y esto explica el porqué de la calificación de homicidio. Sin embargo, la madre de la joven manifestó que su abogado, Pedro García Castiella, planteará al momento del debate que se aplique el agravante del femicidio, en concordancia como lo que establecen los tratados internacionales de derechos humanos a los que Argentina está adherido.

Ana Fernández estimó que el juicio podría comenzar en marzo próximo.

Con alevosía

El penalista Pedro García Castiella se hizo cargo del caso cuando la causa deambulaba por los tribunales, y todavía se especulaba con la posibilidad de que Cinthia Fernández se haya suicidado, a pesar de que el informe del médico había descartado esa teoría. "Es evidente que se trató de un homicidio agravado por alevosía y eso es lo que vamos a plantear en el debate", expresó el letrado a El Tribuno y confirmó que la fiscal Loyola pidió la elevación a juicio.

Al referirse al imputado Condorí, el querellante sostuvo que "hay muchas pruebas que comprometen a esta persona". Indicó que "el acusado era un exnovio de Cinthia y todo indica que este hombre actuó por despecho". Según García Castiella, esa relación había terminado hacía más de un mes, pero que Condorí seguía merodeando el departamento de la joven con la intención de retomar la relación.

"Lo que nosotros creemos es que actuó por celos, quizás sospechaba que Cinthia estaba saliendo con otra persona y no soportó esa situación y le hizo guardia hasta que logró entrar al departamento", indicó el abogado. En ese sentido, García Castilla sostuvo que "no nos olvidemos que Condorí era policía y que sabía cómo hacer estas cosas".

Respecto a la excesiva demora de la Justicia en resolver el caso, el abogado interpretó que hubo mucho entorpecimiento en todo el proceso". Al mismo tiempo sostuvo que "desde el punto de la instrucción muchas cosas se hicieron mal y en todo momento se trató de distorsionar la dirección de la investigación". Por la forma en que apareció el cadáver, el letrado consideró que es imposible que Cinthia se haya suicidado. "Tenía un bolsa en la cabeza anudada al cuello", dijo. Y agregó: "Por un cuestión de sentido común nadie se quita la vida de esta manera".

Una luchadora emblemática

Ana Fernández luchó al comienzo en soledad para hacer escuchar su clamor ante la Justicia por el asesinato de su hija. Muchas semanas y meses se plantó con un megáfono frente a la Ciudad Judicial para reclamar que la investigación por la muerte de Cinthia se realice como corresponde. Fue ella la que orientó las sospechas en torno al expolicía Condorí.

En base a su ímpetu se convirtió en la principal referente de la comisión de Familiares contra la Impunidad en Salta. Con el apoyo de muchos familiares que se encontraban en la misma situación que ella creó la Fundación Cinthia Fernández.

Desde ese momento inauguró las marchas que todos los viernes se realizan alrededor de la plaza 9 de Julio, las que concluyen frente a la Catedral. Desde ese sitio Ana Fernández inauguró una particular forma de reclamar Justicia por los muchos casos que se mantienen impunes en la provincia de Salta. De esa manifestación participan muchos familiares de personas que mueren en tragedias viales, de víctimas de violencia de genero, de apremios, de desamparados, entre otros. De esta manera la madre de Cinthia Fernández se convirtió en una emblemática luchadora en favor de aquellos que luchan por Justicia.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...