Investigan si hay grupos antisemitas en Salta

El secuestro de objetos nazis ayer en Salta generó preocupación a nivel nacional. Investigan si el propietario de los elementos pertenece a una agrupación antisemita que busca promover el odio y la discriminación. El hecho ocurre luego de que se encontraran tres pintadas con simbología nazi en las últimas semanas.

La comunidad judía salteña expresó su preocupación ante el episodio, que consideraron "inédito". La Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) calificó el hecho como "antisemita".

La investigación comenzó con la detección de los objetos al momento de cruzar el scanner de la Aduana, en Buenos Aires. El envío provenía de Estados Unidos y en su interior había diferentes elementos con simbología nazi.

Los agentes dieron aviso de su contenido, por lo que la Policía Federal se puso en contacto con la sucursal salteña del Correo Argentino, destino del paquete. Posteriormente se realizó un sigiloso seguimiento hasta dar con el destinatario final del envió: un hombre de 33 años residente en inmediaciones de la calle Corrientes al 300, en Salta capital.

La vivienda se allanó por orden del Juzgado en lo Penal Económico número 6, a cargo de Marcelo Aguinsky.

Se secuestraron 4 cascos de la Segunda Guerra Mundial, una daga, una moneda con simbología nazi, una figura del águila imperial que sostenía una esvástica, 3 posters con referencia al Tercer Reich, una carabina semiautomática calibre 22 y una réplica de ametralladora a balines con el águila imperial como distintivo.

Durante el operativo, el destinatario habría señalado que eran piezas "de colección". Sin embargo, es investigado por infracción a la Ley 23.592 de "actos discriminatorios".

En la causa se intenta establecer los fines con los que el hombre obtenía estos objetos: si pertenece a alguna agrupación antisemita que busca promover el odio y la discriminación o si lo realizaba con fines exclusivos de colección.

El sospechoso por ahora no está detenido y solo se le realizó un trámite de "identificación". Según se conoció, los coleccionistas de objetos históricos deben estar inscriptos para dejar constancia de lo que guardan.

La ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, se refirió al caso y expresó su firme oposición a estos hechos.

"No hay lugar en la Argentina para este tipo de expresiones que hacen referencia a una época trágica de la historia de la humanidad", sentenció la funcionaria.

La Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA), en tanto, señaló en un comunicado: "En la Argentina actual ya no hay más espacio para actitudes antisemitas".

La fuerza que estuvo a cargo del operativo fue la Policía Federal, a través de su división de Investigación de Conductas Discriminatorias. Contó con la colaboración de la DAIA, tanto nacional como local.

La comunidad judía, preocupada

La Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) mostró una firme postura ante lo ocurrido. Su representante en Salta, Sebastián Cohen, a partir de los últimos sucesos, invitó a reflexionar. 
“Si una persona tiene una colección de este tipo en su casa y alguien entra, se puede sentir ofendido”, explicó, y agregó que “si lo promueve afuera, es aún más grave”. Eso es lo que intentará establecer la Justicia. 
“Debemos preguntarnos a qué clase de individuos le puede interesar la colección de objetos filonazis cuyo destino sea para beneplácito personal y no para que esté en un museo, con qué finalidad, y a quiénes puede influenciar”, sostuvo.
Según el representante de la DAIA, la educación es clave para evitar estos hechos y para que “las próximas generaciones no tengan que pasar por una situación de este tipo”.
Cohen negó una posible conexión entre este episodio y las pintadas nazis de las últimas semanas. “El ministro Carlos Oliver se está encargando personalmente de la investigación, no creo que haya grupos ultraderechistas en Salta”, indicó, aunque acotó que hay grupos con “cierta afinidad”. Cohen destacó que lo sucedido es “algo inédito en Salta”.

La causa por ahora está en Buenos Aires

El fiscal federal Ricardo Toranzos dijo que la investigación se desarrolla “por el momento” en Buenos Aires, porque los objetos provinieron desde el exterior. Sin embargo, señaló que a medida que avance la causa se establecerán las competencias.
“Dado el contexto, se investiga para ver si hay una célula”, informó el fiscal refiriéndose a las últimas pintadas aparecidas en la ciudad. Toranzos indicó que se debe establecer si hay “una promoción para denigrar una condición religiosa”.
Además, hizo hincapié en la simbología de los objetos que se hallaron. “Hay que saber el origen y el contexto. Estos símbolos tienen una carga extra por su propia existencia”, dijo. 
El fiscal analizó que si se tratara de un coleccionista la causa no iría por el plano penal, que prevé penas desde un mes a tres años de prisión, sino por el fuero civil, aunque indicó que no ve viable esta posibilidad.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Encuesta

Para vos, ¿cuál es la principal preocupación en la Argentina?

La inflación
La corrupción
La desocupación
El dólar
La inseguridad
Las tarifas
El narcotráfico
ver resultados

Importante ahora

cargando...