Corte en la ruta 50 por el  conflicto de El Tabacal

Ayer, pasadas las 15, el tránsito volvió a interrumpirse por una hora y a liberarse por 30 minutos en la ruta nacional 50, a la altura del acceso sur de la localidad de Hipólito Yrigoyen. Luego de una punzante marcha azucarera que se realizó el lunes con trabajadores de los ingenios de Salta y Jujuy, y en el marco de la movilización nacional de los trabajadores de ayer, obreros y dirigentes del Sindicato del Azúcar (STA), junto con los desvinculados de El Tabacal y sus familias, se manifestaron bloqueando el paso en la muy transitada ruta nacional 50.

Aunque el sindicato y la empresa se encuentran en conciliación obligatoria en el Ministerio de Trabajo Provincial, la situación es cada vez más tensa por la intransigencia de ambos sectores. El gremio exige la reincorporación a sus actividades de 181 trabajadores desvinculados de Tabacal Agroindustria, mientras que la empresa expone una posición sin marcha atrás en la medida que tomó luego de que el Ingenio San Isidro, de Campo Santo, departamento Gemes, cerrara sus puertas definitivamente en enero pasado.

Este golpe a la industria local y al empleo de los salteños convocó la atención de los legisladores que se comprometieron a llevar el drama a la mesa de debate del Ejecutivo nacional. Hasta ahora no hubo noticias que alivien el pesar de cientos de familias salteñas cuyo horizonte se tiñe de pobreza y de falta de oportunidades. Por eso también volvieron a la ruta, con la esperanza de que nadie olvide la tristeza y la desesperación que atraviesan. "Si nos quedamos en la casa, a mirarnos la cara, el mundo sigue andando sin pensar que algo está muy mal en esta sociedad, basta de indiferencia, por favor", dijo Marisa, la hermana de uno de los trabajadores desvinculados del ingenio El Tabacal.

El lunes, la que llamaron la "Gran marcha azucarera del norte argentino", convocó en sus filas a jubilados, desocupados, trabajadores, mujeres, niños y vecinos que marcharon más de 300 kilómetros entre Salta y Jujuy "para decir basta a las políticas de ajuste que solo hacen a los ricos más ricos y a los pobres más pobres, este plan del gobierno de empresarios busca bajar los sueldos y explotar al máximo a los trabajadores. Decimos no a los despidos, este es el mensaje del norte para todo el país", dijeron desde el Sindicato.

Fundamentos de un lado

Y justificaron su lucha argumentando que "Tabacal es el tercer ingenio más grande del país en lo que es la producción de azúcar y el segundo más grande del país en producción de alcohol. Tuvo 201 días de zafra en 2017, produciendo 149.975 toneladas de azúcar con un rendimiento del 10% y 95.116 m3 de alcohol, generando 181.216 MW de energía eléctrica. Fue una zafra récord pagando los peores sueldos de toda los ingenios azucareros, además, amenazando a los trabajadores para que firmen la aceptación del turno relevante por el cual los trabajadores que son quienes generan la producción récord se les bajarán los sueldos en un 45%, y desaparecerán puestos, sectores de trabajo y se aumentarán las funciones, tercerizando en muchos casos".

Acotaron: "Además de que no se creará ni un solo puesto más de trabajo. Solo el 20% de todos los trabajadores dentro de convenio (obreros) son de planta permanente y desde el año 2012 no ha ingresado ni un solo trabajador más, sin embargo cerca de 150 puestos de trabajadores se han disminuido por jubilación, fallecimiento, renuncia o desvinculación".

Para ellos la lucha continúa y piden a la sociedad no mirar a otro lado.

La postura de la compañía azucarera

En el último comunicado oficial que entregó Tabacal Agroindustria, aclaró que la cantidad de desvinculaciones es de 164 dentro de convenio. Aunque se sabe que hay otras 18 desvinculaciones de personal fuera de convenio. 
“Lamentamos tener que recurrir a esta medida de producir despidos sin justa causa, donde abonaremos para cada caso el 100% de la indemnización. Es la única manera de poder seguir operando en las presentes circunstancias. La decisión de implementar una reestructuración que implicó la desvinculación de menos del 10% de la nómina permitirá mantener más de 1.700 puestos de trabajo directo, y varios miles más indirectos, entre ellos cañeros con su propio personal. Comprendemos y lamentamos la situación de aquellos alcanzados por esta medida, que hemos tratado de mantener lo más acotada posible”. 
Y acotaron sobre la postura del STA que solo “genera malestar entre los trabajadores y la comunidad, para llevarlos a un conflicto de consecuencias imprevisibles tanto para la empresa como     para la economía de todos”.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...