Masiva marcha de vecinos tartagalenses por la falta de agua

Salieron a la calle por enésima vez para protestar por un problema viejo respecto del cual se conoce la solución pero esta nunca llega, porque se trata de invertir en infraestructura que permita dignificar un servicio fundamental.

La falta de agua en un verano en que las lluvias de tan intensas tuvieron a maltraer a toda la región, es un problema de nunca acabar y sobre el cuál las excusas de que "no llueve", "la sequía registra varios meses" o "el agua no puede fabricarse", como a las que durante años apelaron los responsables de brindar el servicio, ya no van más, nadie las cree.

Las situaciones que vive cada familia con la falta del líquido elemental, causan una indignación que se hizo sentir en la marcha de ayer.

Hay barrios y localidades enteras del departamento San Martín, que soportan la falta de agua por semanas. Ellos se salvan por las fuertes lluvias que les permiten a muchas familias del norte, juntar el agua en tachos, como en tiempos históricos que muestran la involución social.

Derlis Álvarez es jubilado, asiste a las diferentes manifestaciones y su ejemplo es más que claro. "La boleta de agua me llegó el doble que la de gas y los que vivimos acá sabemos que en el NOA para encontrar gas hay que perforar 5.000 metros; para encontrar agua hay que sentarse a esperar que llueva porque si hay algo que nos cae del cielo es el agua; pero el agua me cuesta el doble que el gas", dijo contundente.

Carteles y pancartas pidiendo por un servicio tan vital como es el agua, se mostraron en la manifestación -pacífica a pesar de la bronca- que recorrió las calles céntricas de Tartagal donde varios oradores hicieron uso de la palabra.

Pero más allá de las distintas expresiones, el pedido unánime fue: agua de calidad para poder ser consumida; continuidad en el servicio durante todas las horas del día y el no cobro del servicio en los meses en los que cortaron el agua todos los días, llenando de angustia la vida de las familias norteñas.

Recurso de amparo

Mario Oscar Ángel diputado provincial por San Martín, señaló sobre la situación que se vive en el departamento: "No hicieron las inversiones, así que ahora se lo expliquen a la Justicia".

El diputado Ángel presentó en la mañana de ayer un recurso de amparo ante la jueza civil y comercial Claudia Viviana Yance para exigir que la estatizada empresa prestataria del servicio informe los motivos por el que el servicio de agua ha llegado a ser el peor de los últimos años, que arbitre los medios para que garanticen la entrega de agua en condiciones óptimas de salubridad e higiene y que suspendan el cobro de las facturas correspondientes a los últimos meses en el que los norteños tuvieron agua al abrir sus canillas, menos de una semana por mes. El recurso de Ángel fue acompañado con las firmas de los diputados por San Martín Manuel Pailler y Gladys Paredes.

¿Cuál es el motivo por el que en el departamento San Martín no hay agua? Fue la pregunta casi obvia al legislador provincial, quien respondió: "Porque no se hicieron las obras; no hay otro motivo ni otra justificación. Los responsables no pueden argumentar que hay sequía ni nada que se le parezca. Al contrario, este año, que se registraron más lluvias, fue mucho peor el servicio. Es un tema viejo que tiene muchos años pero ya la situación no da para más. Lo tienen que solucionar y explicarle a la Justicia. Esa fue mi intención al presentar un recurso de amparo que como tal no demorará, sino que seguramente la magistrada se expedirá en cuestión de un par de días", precisó el legislador por San Martín.

Ángel explicó que "si bien es un problema que lleva muchos años, en el 2014 junto al entonces presidente de Aguas del Norte, Roque Mascarello, recorrimos los lugares donde se iban a ejecutar las obras para solucionar en forma definitiva el problema de agua. El año pasado el entonces ministro Carlos Parodi, junto a quien era senador por el departamento San Martín hicieron una conferencia de prensa en Tartagal para anunciar otra obra millonaria como era un nuevo acueducto que vendría desde el paraje Yacuy y la perforación de una batería de pozos que también, solucionarían definitivamente el tema del agua y para darle más previsibilidad a todo el sistema, otras obras en la planta potabilizadora del río Tartagal . Ni las que anunció Mascarello en el 2014 ni las que anunció Parodi en el 2016 se hicieron, esa es la única verdad".

Obras en el olvido

Tito Ángel detalló las obras previstas desde hace años que nunca se concretaron. "Se trataba de un alteo en la represa El Limón en el dique Itiyuro porque llueva lo que llueva, si no hay un lugar dónde almacenar el agua, esta seguirá faltando para enviarla por el acueducto que abastece Aguaray, Tartagal y Mosconi. Otra de las obras era una planta separadora de algas, otra de captación de agua desde el arroyo Capiazuty en la localidad de Aguaray de manera de independizar a esa localidad del sistema Itiyuro y el mejoramiento de la planta de El Aguay para que los vecinos de Campamento Vespucio, parte de Mosconi y Coronel Cornejo dejaran de tener tantos problemas por la falta de agua".

Ángel señaló, además, que "todas esas obras estaban previstas concretarse con recursos del Fondo de Reparación Histórica (la ley fue sancionada en 2012) y fueron incluidas sucesivamente en los presupuestos de los años 2014, 2015, 2016 y 2017. Pero llegamos a 2018 y la gente sigue haciendo marchas pidiendo agua. Como legisladores hicimos todo lo que estaba a nuestro alcance como pedido de informes, pedido de interpelaciones a los funcionarios, pero la realidad es que no conseguimos nada".

Ángel precisó que "lo que queremos es que los responsables le expliquen a la justicia por qué no hicieron las obras que acabo de detallar, pero sobre todo cómo las van a concretar de ahora en más".

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...