Un ladrón muerto y otro herido tras un tiroteo con un policía

Un policía de la ciudad de Buenos Aires que realizaba tareas de prevención en el barrio porteño de Liniers se tiroteó ayer con cinco delincuentes que lo atacaron al descender de un auto y escaparon hacia el hospital Santojanni, donde uno de ellos fue encontrado muerto dentro de un vehículo y otro terminó baleado en la espalda, informaron fuentes de la fuerza.

En tanto, otros dos ladrones fueron detenidos y un quinto integrante de la banda logró escapar del lugar y fue apresado en inmediaciones del hospital Argerich, en La Boca.

El ataque

Todo comenzó cuando el efectivo se encontraba en la esquina de Patrón y Cañada de Gómez, en Liniers, cuando, por motivos que se investigan, fue sorprendido por cinco asaltantes que circulaban en un auto Renault Logan gris, del cual se bajaron tres y comenzaron a dispararle.

El uniformado se defendió con su arma y el tiroteo finalizó cuando los agresores huyeron en el vehículo en el que circulaban por la calle Cañada de Gómez a toda velocidad, en dirección hacia el vecino barrio de Mataderos.

Fuentes policiales informaron que pocos minutos después un efectivo que estaba de custodia en el hospital Santojanni informó por radio que el automóvil con los cinco delincuentes había ingresado a la guardia del centro de salud.

Sergio Auger, director general de hospitales de la Ciudad de Buenos Aires, contó a la prensa que "aproximadamente a las tres de la madrugada arribó un auto Renault a la guardia y frenó muy pegado a la guardia de ingreso ambulatorio".

Malherido

Según su relato, el chofer del auto se bajó del mismo, llegó a la puerta de la guardia y se desvaneció.

"Ahí fue ingresado por personal médico al shock-room con una herida de arma de fuego en la columna, que comprometió hígado y diafragma, fue operado, se hizo una reconstrucción del hígado y el paciente, si bien está con asistencia respiratoria mecánica, está dentro de los parámetros normales evolucionando bien", contó Auger, quien dijo que se debe "aguardar 48 horas" para volver a evaluar al herido.

En tanto, los efectivos de la Policía de la Ciudad lograron detener a otros dos delincuentes cuando descendían del auto, mientras que un custodio de una empresa de seguridad privada que trabaja en el hospital vio a otro cómplice bajar del vehículo y escapar corriendo con un arma de fuego en la mano.

Fue allí cuando los uniformados, al requisar el interior del auto, encontraron muerto a otro de los atacantes, acostado en el asiento trasero.

Trabaja Gendarmería

Por este motivo, y al estar involucrado en el hecho un policía, personal de Gendarmería Nacional Argentina (GNA) realizó las pericias correspondientes en el auto de los delincuentes. Asimismo, fuentes de la fuerza informaron que el ladrón que estaba prófugo fue encontrado en inmediaciones del hospital Argerich, donde ayer a la tarde permanecía con consigna policial hasta que arribaran al lugar efectivos de GNA.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...