En medio del misterio, Sáenz aportó a la fiscalía datos de las amenazas

El audio del supuesto exconvicto y un aparente periodista, que revela la intención de un empresario de la noche para amenazar al intendente de Salta, Gustavo Sáenz, sigue siendo un capítulo nebuloso. Sin embargo, el jefe comunal hoy se presentó en el Ministerio Público Fiscal para ampliar detalles y permanece con una custodia especial. 

El caso es investigado por el fiscal penal Horacio Córdoba Mazuranic, quien al hacerse públicas las supuestas amenazas inició actuaciones de oficio por considerar que se trata de una “noticia criminis”, instancia que lo habilita a disponer distintas medidas investigativas.

Todo surgió a partir de un audio en el que una persona  se refiere al intendente y alude supuestos eventos que pondrían en riesgo su integridad física. Atento a ello, la Fiscalía solicitó los audios correspondientes, como así también ordenó distintas diligencias tendientes a conocer más a fondo los detalles del hecho.

También se dispusieron medidas de protección para el Intendente, quien esta mañana, previo contacto con el fiscal, se presentó en la Fiscalía  y amplió detalles de los sucesos que se investigan, los que quedaron bajo reserva.

Respecto a la identidad y declaraciones de las personas sindicadas en este hecho, la Fiscalía informó que se solicitaron ya los correspondientes informes y se ordenaron las medidas probatorias necesarias a fin de avanzar con las actuaciones en curso.

Delaloye lo niega

Pablo Delaloye, ayer ante la prensa. Foto: FM Capital 

El empresario Pablo Delaloye, acompañado de su abogado René Gómez, confirmó ayer que se reunió con el supuesto "exconvicto con carácter y determinación" -como el hipotético sicario se define en la grabación- pero aclaró que solo hablaron de "una cuestión de mujeres".

También dijo que la reunión se hizo en la estación de servicio cercana al Alto Noa porque allí hay cámaras de seguridad. En conferencia de prensa, Delaloye contó que fue "un problema con una chica". Una amiga de profesión periodista, a la que identificó como María Emilia, le anticipó que se trataba de un tipo peligroso y que debía tener cuidado. "Fue una charla hombre a hombre, pero por una cuestión personal, se mezclaron un montón de cosas", sostuvo.

El empresario no identificó al supuesto sicario ni dio más detalles, aunque dejó la sensación de que sus sospechas se orientan a que su interlocutor de esa noche intentó una suerte de venganza.

De todos modos, esta nueva amenaza que sufre el intendente de la capital muestra la intensidad de una crisis que estuvo vinculada a la actividad nocturna en la calle Balcarce. Los funcionarios aseguran que la amenaza es verosímil.

Sin boliches, el paseo ha recuperado la plácida calma de los orígenes, y ahora cuenta con el beneplácito de los vecinos.

El audio

 

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...