Cómo fueron los casos de  grooming en Salta

María A. (nombre ficticio), de 14 años, se unió a un grupo de amigos en Facebook en agosto pasado. A los pocos minutos comenzó a recibir mensajes de una integrante, quien luego de varios chats le envió supuestas fotos suyas en bikini y le pidió que hiciera lo mismo.

Los cruces siguieron hasta que la presunta nueva amiga logró obtener fotos de María A desnuda y comenzó a utilizarlas para extorsionarlas. Extrañamente entró en escena un individuo con el nombre de "Leoo Arcee II", quien citó a María A, supuestamente para ayudarla a borrar las imágenes en su presencia. Ella no asistió y comenzó a recibir amenazas. "Le voy a mostrar las fotos a tu mamá", le dijo él.

Con miedo, la adolescente concurrió al encuentro con el individuo, quien le había prometido que borraría las fotos, pero fue abusada sexualmente. El 11 de enero de este año, otro hombre contactó a la chica e intentó someterla con las mismas fotos, las que le habían sido pasadas presuntamente por su amigo. La menor pudo contarle todo a su madre, quien hizo la denuncia.

Hoy el abusador está tras las rejas por los delitos de grooming, coacción y abuso sexual calificado.

Más de una víctima

"En algunos casos que hemos investigado pudimos determinar que hay más de una víctima y que los padres, muchas veces toman conocimiento en la última instancia de que su hijo fue víctima de grooming. A veces el acosador perpetra el delito y pasan meses hasta que los padres notan un cambio de actitud en los hijos, hablan con ellos y sale a la luz el relato", hizo hincapié el jefe de la División de Lucha contra la Trata, Oscar Chocobar.

"Hay casos que no son denunciados porque los padres no tienen conocimiento de lo que les pasa a sus hijos porque estos están siendo amenazados, coaccionados, porque eso hacen los ciberacosadores: buscan mantener bajo su control a los menores y les prohíben que le cuenten a otras personas. Quizá por esta razón no es alta la estadística sobre el delito", añadió.

Como ocurre en el mundo virtual, llegar a la detención del acosador demanda una investigación compleja.

El rol de los padres y la confianza en la relación con sus hijos es clave para prevenir el grooming. "Los padres tienen que ganarse la confianza de los chicos porque todo ocurre en el ámbito intrafamiliar. El chico utiliza la computadora, notebook, celular dentro del hogar y si el padre se gana la confianza de su hija va a saber lo que hace ella en la web porque le contará lo que pasa", sostuvo.

Además, no se trata de prohibir sino "de cuidar, controlar y concientizar, es decir, brindarle herramientas al niño para que se sepa manejarse en la web, como no brindar sus datos personales a extraños ni información íntima e imágenes. Una vez que una foto es publicada en internet es difícil eliminarla. Tampoco hay que encender la cámara web para chatear con desconocidos. Además es importante editar la privacidad para que gente desconocida no pueda acceder a nuestros datos", explicó a El Tribuno Ángel Gustavo Pérez, oficial ayudante de la unidad especial.

"Hay que dialogar, explicarles a los chicos lo fácil que es abrir una cuenta, un perfil con datos falsos. En Facebook uno puedo estar chateando en apariencia con un adolescente pero que en realidad es un adulto con un perfil de mentira y datos inventados. Los padres tienen que tener presencia en la vida on line de los chicos, saber qué hacen, con quién se relacionan, qué características tienen las páginas o aplicaciones que usan", recalcó Pérez.

De los casos que investigó la División de Lucha contra la Trata son pocos los casos de niños. La mayoría tienen como víctimas a niñas y adolescentes mujeres.

Acciones  concretas para evitar grooming

Especialistas aconsejan los siguientes tips para evitar el grooming: 1) Rechazar los mensajes de tipo sexual o pornográfico y exigir respeto. 2) No publicar fotos propias en sitios públicos. 3) Utilizar perfiles privados en las redes sociales. 4) Al subir una foto, asegurarse de que no tiene un componente sexual. 5) No aceptar en la red social a personas desconocidas. 6) Respetar tus propios derechos y los de tus amigos/as. Tienes derecho a la privacidad de tus datos personales y de tu imagen: no los publiques ni hagas públicos los de otros. 7) Mantener el equipo seguro con programas para proteger el ordenador contra el software malintencionado. 8) Utilizar contraseñas realmente privadas y complejas. 9) Si se ha producido una situación de acoso guardar todas las pruebas que puedas: conversaciones, mensajes, capturas de pantalla. 10) Si se ha producido una situación de acoso no ceder ante el chantaje. Ponerlo en conocimiento de los padres para hacer la denuncia.

La misma puede realizarse también en la Dirección de Promoción y Formación de la Secretaría de Derechos Humanos de Salta en la calle Santiago del Estero 2.225, 3er. edificio, quinto piso, departamento 35. El teléfono de contacto el 4222363 y el mail: promociony formacion@gmail.com. Además se puede llamar al equipo de Nin@s contra la Explotación Sexual y Grooming: 0800-222-1717.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...