Messi volvió con todo: doblete y boleto a cuartos


El gol más rápido de la carrera de Lionel Messi abrió este miércoles el camino de la victoria del Barcelona por 3 a 0 ante el Chelsea inglés en el Camp Nou, que metió a su equipo en cuartos de final de la Liga de Campeones de Europa. 
En un escenario teatral, que lo recibió con una pancarta con el lema “God save the King - Dios salve al rey”), y con el DT de la selección argentina Jorge Sampaoli en la tribuna, Messi confirmó que no hay límite que se le resista. 
Tardó solo dos minutos y seis segundos en marcar el primer gol del Barcelona frente a los blues, que dedicó a su tercer hijo, Ciro, contando hasta cuatro con los dedos de la mano derecha (incluyó a su esposa Antonela) mientras celebraba ante la hinchada, todavía incrédula. 
El crack rosarino no dejó ni que el rival tocara la pelota, y en la primera jugada trianguló en el área con Dembélé y Luis Suárez y remató sin ángulo, desde la derecha, colando la pelota entre medio de las piernas de Courtois. 
En el minuto 20, Messi asistió a Dembélé, quien anotó el segundo gol del partido y el primero suyo como azulgrana. 
Pero la historia no terminó ahí. En el minuto 19 del segundo tiempo la Pulga sentenció la eliminatoria con un tercer gol del partido, el sexto de esta temporada en la Liga de Campeones y número 100 en total en la máxima competición europea. 
Se trata de unas cifras impresionantes, que hacen crecer aún más la enorme leyenda que está construyendo el goleador argentino, quien ya firmó 541 goles vistiendo la camiseta culé. 
En cuanto a su gol más veloz, Messi superó su récord de los dos minutos 36 segundos, que marcó en 2010 ante el Racing de Santander. 
Una vez más, el argentino fue la pieza clave de un Barcelona que se hizo gigante frente al Chelsea, un equipo que aspiraba a convertirse en verdugo y apenas salvó los papeles con un disparo de tiro libre que disparó Marcos Alonso y pegó en el palo en el último minuto del primer tiempo. 
El equipo inglés mostró algunos destellos más, pero el Barcelona estuvo sólido en la defensa. 
La ventaja del 1-1 en el partido de ida en Stamford Bridge -también con gol de Messi-, daba al conjunto culé una ventaja inicial, pero no definitiva. 
Ante los 97.000 espectadores que llenaron el Camp Nou, el Barcelona de Valverde dio una nueva exhibición de fútbol y concretó una nueva hazaña al meterse en cuartos de final en la máxima competición europea por 11ra. temporada consecutiva.
El sueño, y el desafío, es ganar su sexta Liga de Campeones, un título que se le resiste desde 2015, año en el que los catalanes ganaron su segundo tiplete. Esta vez, puede ser el tercero. 
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...