Los semáforos ubicados en ruta 68 y Camino a Colón son “poco inteligentes” y peligrosos

El acceso a la localidad de Cerrillos por la ruta nacional 68 se ha convertido en un verdadero peligro, ya que los semáforos ubicados en la intersección con la provincial 24 (Camino a Colón) distan de estar coordinado de acuerdo con las actuales necesidades del intenso tránsito vehicular. 
El rojo que ordena detenerse es demasiado extenso, generando enormes filas de vehículos. El riesgo reside en que en la mano con sentido norte sur, quienes circulan a velocidades normales al entrar a la curva a la altura de los Paz Krylov (Palo Marcado) se topan de lleno con los autos estacionados a la espera del verde, que en ocasiones parece no llegar jamás. Las filas que se forman en ese punto congestionado de la localidad superan holgadamente los cien metros en las horas pico. Con el inicio del ciclo lectivo, esta situación se agudiza. 
Vale la pena recordar que en el tramo de la ruta nacional 68 al que se hace referencia, se han producido en los últimos meses accidentes gravísimos, muchos de ellos con consecuencias fatales. A ello se suma, que allí se encuentra ubicado el acceso a los barrios INTA y Villa Balcón, entre otros. 
En este sentido, vecinos de Villa Los Tarcos de la zona centro coincidieron en señalar que ayer dio inicio en la localidad el período de sesiones ordinarias en el Concejo Deliberante, luego de tres meses de inactividad legislativa, “por lo que le pedimos a los ediles que tomen cartas en el asunto y gestionen ante quien corresponda una reprogramación de los semáforos, para adecuarlos a las necesidades de una de las rutas más transitadas de la provincia. El pedido también va dirigido a las autoridades del Ejecutivo municipal”.  
 
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...