No podría creer lo que estaba viendo. Uno gol, dos, tres... Lionel Messi lo padeció desde uno de los palcos que tiene el lujoso estadio Wanda Metropolitano del Atlético de Madrid. Desde allí La Pulga sufrió los goles de España, luego de quedarse afuera del partido para no arriesgar su estado físico.

Lionel estuvo sentado junto a Manuel Lanzini, quien también se perdió el amistoso por precaución. Al crack del Barcelona inquieto, observando cómo sus compañeros la pasaban tan mal. Y luego del sexto gol, ,Messi optó por levantarse e irse, con la mala suerte de que las cámaras de TV tomaron el momento justo en que se retiraba del lugar. "Y Messi no aguantó hasta el final", tituló diario Marca en su portal. 

"Los argentinos tienen que agradecer que tienen a Messi, cuando no está, se nota", dijo luego del partido el delantero de la selección española Diego Costa.

 

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...