Presentan un proyecto en el Senado para que el Pacto de los Cerrillos integre el Museo Güemes

El anhelo de los cerrillanos porque el histórico pacto entre Rondeau y Güemes forme parte del Museo Güemes, ubicado en España 730 de la ciudad de Salta, llegó al Senado Provincial y se presentará hoy como un proyecto de declaración de la mano de la legisladora María Laura de la Zerda. La idea considera que la histórica reconciliación merece un espacio en el recorrido que propone la casa, visitada por miles de salteños y turistas. En ella se exponen en diez salas los hitos más relevantes de al vida pública de Güemes y de los hechos históricos que posibilitaron la independencia, la defensa durante las invasiones inglesas, la guerra gaucha, su trabajo como gobernador y la emboscada que terminó con su vida, entre otros acontecimientos. El recorrido propone, además, audiovisuales y muestras con efectos tecnológicos.
A principios de este año, la iniciativa fue plasmada en un proyecto de declaración aprobado por el Concejo Deliberante de Cerrillos. 
El 22 de marzo de 1816, Rondeau, jefe del Ejército Auxiliar del Alto Perú, junto al coronel Martín Miguel de Güemes, gobernador de Salta, firmaron lo que en la historia argentina conoce como "Pacto de los Cerrillos".

Cese de una lucha fratricida

Dicho acuerdo posibilitó que cesara la lucha fratricida entre defensores de la causa de Mayo, que el Congreso de Tucumán contara con la tranquilidad suficiente como para continuar con sus deliberaciones, que Salta quedara en libertad de acción para impedir el paso del ejército invasor hacia las provincias del sur y, finalmente, que Rondeau declarara "sin ningún valor" el bando lanzado en Chuquisaca contra Güemes, que lo declaraba "traidor" y "tirano del país". Importantes historiadores consideran que el de los Cerrillos es uno de los pactos preexistentes que cita el Preámbulo de la Constitución Nacional, redactado en 1853. Pero lo importante es resaltar que posibilitó que el Congreso de Tucumán declarase 101 días después la Independencia de la Provincia Unidas del Sud, y que el general José de San Martín pudiera concretar con mayor seguridad su plan libertador, que consistió en cruzar los Andes y desalojar a los españoles de Chile y Perú. Así fue que los integrantes del Congreso de Tucumán y San Martín expresaron júbilo por el tratado de paz de los Cerrillos.
Hoy los cerrillanos están esperanzados en que el Museo Güemes tenga en cuenta su petición, para darle justo valor al histórico pacto. El primer recordatorio oficial del Pacto de los Cerrillos fue en 1967.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...