Aguaray: denunció abuso de autoridad en el Escuadrón 54

José Ricardo Papetti, comerciante salteño, denunció en la Comisaría Segunda de esta ciudad haber sido objeto de abuso de autoridad por parte del gendarme Mendieta, perteneciente al Escuadrón 54 "Aguaray". La víctima volvía de Bolivia y en ese momento "me encerraron en una habitación de uno y medio por uno y medio y me humillaron", le dijo a El Tribuno el denunciante.

"Volvía de Bolivia en un remise, donde fui a hacer unos negocios, y en el control de Aguaray nos hacen descender del vehículo y una gendarme me pide ir adentro de la casilla de control. En el interior le pregunta al sargento Mendieta si se iba a hacer cargo con lo cual el hombre me pide que vaya. Pregunto de qué se trataba todo y me responde: "Callate y entrá', y me quita el celular de la mano". Comenzaba el calvario para Papetti quien estuvo cerca de 10 minutos en la diminuta pieza junto al sargento Mendieta. Ocurrió el domingo 8 del corriente mes y si bien la denuncia se hizo ese mismo día, hasta el momento nada pasó como consecuencia del maltrato.

"Todo el tiempo me gritaba haciéndome callar y repetía que no me tenía miedo. Ni bien cerró la puerta me agarró de la muñeca izquierda y me puso contra la pared. "Qué te pasa negrito, acá mando yo. ¿Vos crees que te tengo miedo?', no me dejaba hablar", contó el comerciante. Sin saber por qué y dónde se había metido, José Papetti graficó el padecimiento que le tocó vivir en carne propia frente a un sujeto "que es personal de la Gendarmería Nacional y se supone están para controlar y cuidarnos, no denigrarnos".

Obnubilado y sin poder ingresar a un plano racional, según dejó asentado el denunciante, el gendarme siguió prepotente y pasó a chequearlo, "insistía con el tema de no tenerme miedo y que me callara". Papetti llevaba consigo un carnet de extranjero "que utilizo para moverme sin problemas en Bolivia", el sargento Mendieta lo agarró y le preguntó: "¿Qué haces con esto?, ¿estás indocumentado?, seguís haciendo mal las cosas".

"Tomate un avión"

En medio del maltrato y abuso de autoridad, "el sargento Mendieta me planteó algo insólito: "Si no te gusta pasar por acá, tomate un avión'. No podía creer lo que me estaba diciendo, no aguanté más y empece a responder, le dije que como argentino tenía derecho de entrar y salir del país de la forma que quisiera". El denunciante señaló que si bien fueron 10 minutos que Mendieta lo encerró y humilló en esa pieza, "para mí fue una eternidad", dijo. Llegó otro gendarme a la habitación y la víctima pensó que era su amparo, sin embargo lo trató igual o peor que el denunciado Mendieta. "Afuera de la habitación vi a la alférez Díaz y me le fui encima. Le dije lo que me había pasado y me respondió que ella no había estado en la habitación". Ninguno de los gendarmes quiso dar el nombre completo del sargento que lo maltrató, antes de terminar con los malos tratos a modo de revisar le dieron vuelta el bolso que llevaba Papetti. "Me tiraron todo, incluso un análisis de vibraciones de unos 4 mil dólares". Indignado, el comerciante salteño seguirá con su denuncia hasta las últimas consecuencias, "no puede ser que humillen y traten así a las personas".

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...