Preocupan los casos de diarrea y  conjuntivitis tras las inundaciones

El norte provincial continúa siendo un escenario crítico tras la inundaciones. Recientemente miembros de la Cruz Roja visitaron Santa Victoria Este y ayer expusieron los resultados durante un acto en su sede, en la capital salteña.

Actualmente unas 347 familias continúan desplazadas en un campamento a la vera de la ruta 54. Pertenecen a las comunidades La Curvita, 13 de Enero, Padre Coll y La Golondrina, entre otras.

"La Cruz Roja hizo la primera visita apenas ocurrió la inundación, los primeros días de febrero, cuando articulamos con el Comité de Emergencia. Brindamos asistencia en los 12 centros de evacuados en Aguaray, Tartagal y Mosconi. Hicimos primeros auxilios, apoyo psicosocial, promoción de salud comunitaria y enseñanza de buenas prácticas en salud", explicó Fernando Barbarán, coordinador local de la operación y miembro de Cruz Roja Argentina filial Salta.

 

Durante las primeras semanas de febrero 2.800 personas recibieron asistencia. "La proporcionamos en el campamento El Rosario y el de La Curvita donde instalamos dos puestos sanitarios. Los días más dinámicos realizábamos 130 asistencias de primeros auxilios, curaciones y toma de tensión", expresó Barbarán.

El fin de semana pasado los miembros de la Cruz Roja visitaron nuevamente Santa Victoria Este.

Las enfermedades propias del desastre de inundaciones son la conjuntivitis y diarrea. La primera, a causa del descenso de agua, el barro y el viento que provoca que se levante polvillo, y la última, por la falta de agua potable.

"Dada la necesidad empezamos trabajos de agua y saneamiento. Llegamos a contribuir a la potabilización o a la transformación de agua segura de más de 34 mil litros con distintos métodos de potabilización de agua, ya sea entregando polvos potabilizadores, y dos tipos de filtros que duran de 6 a 12 meses", recalcó.

Todavía "existen muchos vacíos humanitarios como la vivienda, el acceso a agua segura y luz en el caso de los desplazados", puntualizó.

El acceso al agua segura, según destacaron, es una de las formas de contrarrestar el riesgo de enfermedades que normalmente aparecen después de grandes inundaciones.

Volver a casa, lo más difícil

Alexandre Claudon de Vernisy, jefe de Apoyo a los Países de Sudamérica de la Federación Internacional de Cruz Roja y máximo referente en Latinoamérica, también participó de la visita al norte provincial.

La operación fue financiada por la Federación Internacional. "Desde Ginebra se enviaron un poco menos de 300 mil dólares para ello. La situación humanitaria hoy es preocupante porque la gente no puede volver a sus casas porque han sido destruidas por la subida del agua y el barro, entonces ahí básicamente hay núcleos, grupos de personas que tienen que volver a inventarse un tipo de vida. Eso es sumamente complicado".

"Volver a una vida más o menos normal, digna, después de un desastre es lo mas complicado y lo que toma más tiempo y es importante contar con la ayuda de toda la comunidad y autoridades", manifestó el titular.

Vernisy aseguró que el objetivo de la visita a la zona es doble: acercarse a la comunidad para entender las dificultades y verlas muy de cerca, y elaborar respuestas acorde a las necesidades.

Viviendas

Desde Cruz Roja Argentina hicieron hincapié en la problemática de vivienda que atraviesa la población afectada. "Estamos viendo con el Ministerio del Interior la posibilidad de hacer reparación y construcción de viviendas para la comunidad. Es un pedido también de los intendentes", dijo el presidente de Cruz Roja Argentina, Diego Tipping.

"Queremos seguir aportando el acceso al agua potable, así que estamos analizando eso. También nos gustaría dar charlas comunitarias para que la población sepa lo que tiene que hacer para evitar la pérdida de vidas humanas", añadió.

Finalmente, el presidente de la filial Salta, Hugo Montalbetti, expresó que "el índice de crecimiento de nuestra filial se ha podido ver en estos días en los que hemos visitado Santa Victoria y ver todo lo que han hecho los voluntarios. Realmente es elogiable. Esta es la muestra de que estamos yendo por un camino bueno, el de servir a la gente, a nuestros hermanos y capacitarnos para ello".

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...