Farid Aguierre, el pulmón de San Antonio

Está en el club desde edad de cuarta división, previo paso por Sportivo Comercio. Antes, se forjó en la escuelita de fútbol LIBA y su primer “potrero” fue la cancha de la etapa 5 en Limache, donde asegura que “eran partido complicados jugar entre las etapas”.
Farid Aguierre, a sus 22 años, se ganó un lugar en el primer equipo de San Antonio en este Federal C a base de perseverancia, trabajo y sacrificio, demostrando ser uno de los grandes baluartes de este plantel.
“Comencé jugando en LIBA; después pasé a Comercio desde novena hasta quinta y luego llegué a San Antonio. Acá en Salta se puede, el jugador tiene que estar convencido de jugar al fútbol”, comentó Farid Aguierre, contando el intenso recorrido de su corta trayectoria en el fútbol de Salta.
Aguierre vive días especiales desde la final de ida en Tucumán: “Hay que manejar toda la ansiedad, pero estoy tranquilo, viviendo un momento lindo junta a mi familia y los compañeros del club”.
A hora previas de la final de vuelta, el volante de la villa sabe que se medirá ante un duro rival. “Sabíamos que era un partido duro en Tucumán, pero ahora tenemos revancha el domingo. Al momento se lo vive a full, pensando en la final y espero que todo sea una fiesta. Me quiero ver festejando el domingo”.
Aguierre vive junto a sus hermanas y su madre Olga, quien, según él, es motivo de celos por parte de sus hermanas. “Mi madre nos banca a todos en la casa. Mis hermanas siempre se quejan porque dicen que soy el mimado de la casa (risas). De mi familia van a ir todos a la cancha, me junto con los chicos de la etapa 5 acá en Limache y también van a estar presentes el domingo”. 
Justamente, reflejando su vida en el barrio, Aguierre contó cómo eran sus picados en las canchas de Limache.
“Me crié jugando en la canchita del frente de mi casa contra los otras etapas. Cuando jugás acá en el barrio no se cobra nada, jugar en San Antonio es otra cosa, mucho profesionalismo”.
A la hora de entrenar, Aguirre no tiene un transporte personal, pero no tiene problemas en subir al colectivo: “Me voy en colectivo o en auto con compañeros, pero nunca tuve problemas en manejarme en colectivo”.
En esta campaña, Aguierre arrancó de titular y se ausentó algunas fechas para recuperar su lugar entre los once.
“Las primeras dos fechas me lesioné, volví contra Monterrico. Uno se entrena para jugar y se adapta al nivel de competencia. Tengo una buena relación con Martín (Martos), me da la confianza para jugar y estoy tranquilo en ese sentido”. 
Por último, el mediocampista azulgrana también contó su objetivo personal. “Quiero surgir dentro del fútbol, jugar en otra categoría con la villa y seguir sumando experiencia”.
El plantel entrenará hoy y Martos definirá el once titular para luego quedar concentrado en el hotel de la Liga hasta mañana, de cara a la gran final.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Encuesta

¿Cómo va a terminar el clásico entre Juventud y Gimnasia y Tiro?

Gana el santo
Gana el albo
Empate
ver resultados

Importante ahora

cargando...