Escándalo en Facebook
Un hombre criticado por su falta de empatía y un escándalo sin precedentes
Mark Zuckerberg ha asegurado que no renunciará a la dirección de Facebook,a pesar de haber expuesto los datos de 2.000 millones de personas.

Pena, frustración e impotencia parecen ser las palabras claves para describir lo que siente cada usuario de la red social más cuestionada de los últimos tiempos. Filtración de datos que ponen sobre el tapete si conviene continuar con su uso, son solo algunas de las preguntas que millones de usuarios en el mundo se realizan. Tras el escándalo el propio Zuckerberg respondió hoy que no está dispuesto a renunciar, según publicó la BBC Mundo al reproducir una pequeña entrevista tras el escándalo

“Cuando estás construyendo algo sin precedentes en el mundo como Facebook, vas a cometer fallos. Pero la gente debería tener en cuenta que estamos aprendiendo de nuestros errores‘, dijo Mark Zuckerberg este miércoles.

—¿Vas a renunciar? —le preguntó a continuación un periodista.

—No que yo sepa! —respondió tajante.

En medio del escándalo por el uso indebido de datos de la consultora Cambridge Analytica —la mayor crisis que ha enfrentado la red social en sus 14 años de historia— algunos ponen en entredicho el liderazgo de su creador y director ejecutivo.

Pero Zuckerberg no está dispuesto a ceder su silla tan fácilmente.
El empresario estadounidense de 33 años quien es, además, el presidente de la cúpula directiva de la compañía, controla la junta. Es el dueño mayoritario de Facebook y tiene un poder casi absoluto sobre las decisiones que se toman sobre la plataforma. Lo cierto es que las últimas noticias lo ponen nuevamente sobre el tapete y muchos expertos comienzan a cuestionar si debe continuar como CEO de la red social más famosa
Sin embargo, las revelaciones recientes sobre las fallas de privacidad, además de las controversias por la difusión de noticias falsas y la propaganda política, han precipitado a muchos a cuestionar la capacidad de mandato de Zuckerberg... e incluso su ética profesional.

“Solo puede dimitir”

Uno de sus oponentes más fuertes es Scott Stringer, director de la cartera de pensiones de la ciudad de Nueva York, (EE.UU), quien posee unos US$1.000 millones en acciones en la red social.
Stringer fue firme: esta semana aseguró que Zuckerberg debería renunciar.

‘(Facebook) tiene 2.000 millones de usuarios‘, le dijo a la red de televisión estadounidense de noticias financieras CNBC.

‘Se está adentrando en terrenos pantanosos y no se está comportando de manera que la gente se sienta bien sobre Facebook y segura sobre sus datos‘.

Según Stringer, la dimisión de Zuckerberg le permitiría a Facebook comenzar ‘un segundo capítulo para mejorar su reputación‘.

Cambridge Analytica: Mark Zuckerberg reconoce que Facebook cometió errores en medio del peor escándalo que ha enfrentado la red social
Sin embargo, y pese a la oposición de algunos de sus mayores accionistas, Zuckerberg es el único que puede decidir si se va.

El creador de Facebook ‘no solo dirige una institución que afecta a casi todas las personas del planeta‘, escribió este martes en su página web el reconocido periodista y bloguero de financias británico Felix Salmon.

‘Además, gracias a la ingeniería financiera [la implementación de herramientas y soluciones para resolver asuntos financieros], tiene la mayoría de los votos de los accionistas‘. Esto significa, explica Salmon, que ‘no debe rendirle cuentas a nadie‘.

‘El sistema está diseñado de manera que Zuckerberg no puede ser despedido, solo puede dimitir. Y eso es precisamente lo que debería hacer ahora‘, añade el británico.
‘Un hombre criticado por su falta de empatía‘

 

La conferencia telefónica con periodistas de todo el mundo que Zuckerberg ofreció este miércoles fue tan bien como el joven emprendedor podría haber esperado.

De hecho, en un momento dado, incluso se animó a alargar el tiempo de la entrevista colectiva para responder a más preguntas.

De sus respuestas aprendimos algo más sobre cuál fue costo real de la publicidad negativa que está recibiendo y del movimiento #deleteFacebook (impulsado por aquellos que quieren borrarse de la red social). Y Zuckerberg dijo que no era para tanto.

No ha habido ‘ningún impacto significativo que nosotros hayamos observado‘, declaró, antes de agregar rápidamente: ‘Pero miren... no es bueno!‘.

Lo que no pudimos saber durante la llamada, dice Dave Lee, corresponsal de tecnología de la BBC en Norteamérica, fue hasta qué punto Zuckerberg estaba siendo aconsejado por su equipo en esos momentos.

 

‘Pero para un hombre que a menudo es criticado por su falta de empatía, fue una exposición robusta que duró casi una hora. Los inversores así lo entendieron: las acciones subieron un 3% cuando finalizó la llamada‘.

La semana que viene, Zuckerberg se enfrentará a un escenario más duro, esta vez en frente de las cámaras, cuando testifique en Washington ante el Congreso.

De hecho, esta sesión con la prensa tal vez fue un ensayo ideal, dice Lee.

‘La situación sobre el liderazgo de Zuckerberg podría cambiar drásticamente en los próximos meses, a medida que las investigaciones —sobre todo por parte de la Comisión Federal de Comercio (FTC, por su sigla en español)— comiencen a analizar más a fondo cómo Facebook manejó los datos públicos‘.

Si se considera que no cumplió con su responsabilidad y se ve afectado por una multa cuantiosa, podría incrementarse la presión para que haga cambios sustanciales en Facebook.

Millones de usuarios accedieron a cerrar la cuenta

Hasta ahora, a pesar de todas las disculpas y los mea culpa, Zuckerberg le dijo a los reporteros que no había despedido a una sola persona en la empresa a raíz del fiasco de Cambridge Analytica.