Copa Davis
Argentina logró una remontada histórica
Perdía con Chile 2-1 tras el punto del dobles, pero aparecieron Diego Schwartzman y Guido Pella para ganar 3-2 y acceder al repechaje en la Copa Davis.  

Argentina concretó ayer una remontada notable, le ganó a Chile por 3-2 en el cruce de Copa Davis de la zona Americana I e irá en busca del regreso al Grupo Mundial, en una serie apasionante jugada en San Juan que tuvo como héroe al bahiense Guido Pella, quien le ganó el quinto punto al chileno Christian Garín por 6-3 y 7-6 (7-3).
Pella, ubicado en el puesto 63 del ranking mundial de la ATP, empleó una hora y 49 minutos para doblegar a Garín (217) y desató la euforia del público, que agotó las 5.000 localidades que ofreció el coqueto estadio sanjuanino Aldo Cantoni.
La serie entre argentinos y chilenos había comenzado adversa ayer con el triunfo de Jarry sobre Nicolás Kicker por 4-6, 7-6 (8-6) y 6-2, pero luego llegó la igualdad de la mano de Diego Schwartzman, quien venció a Christian Garín por 7-6 (7-2), 6-7 (2-7) y 6-2.
En el punto de dobles, el tercero de la eliminatoria, el que inauguró la segunda jornada, Hans Podlipnik y Nicolás Jarry vencieron a Guido Pella y Máximo González por 6-7 (7-9), 7-5 y 6-3 y dejaron a la Argentina al borde de la derrota.
Sin embargo, apareció en escena Schwartzman, el tenista con mayor ranking de la serie y campeón este año en Río de Janeiro, y venció a Jarry por 6-4 y 6-4 para estirar la definición al quinto punto.
El capitán Daniel Orsanic, un gran estratega, algo que quedó en evidencia en 2016 cuando seleccionó a la perfección a cada tenista para las series ante Polonia, Italia, Gran Bretaña y Croacia, se jugó una carta más y puso en cancha al bahiense Pella y no a Nicolás Kicker, como había anunciado en el sorteo del jueves.
Pella, único integrante de la actual formación que fue campeón de la Davis en Zagreb, en el histórico triunfo sobre Croacia (3-2), aceptó el desafío y salió a jugar un partido que se debía hace tiempo.
Argentina venció a Chile y a sus fantasmas, esos que lo perseguían desde que alzó el título y el próximo desafío será regresar al grupo de elite, del que nunca debió haberse ido, pero pagó un precio muy alto tras las renuncias de Juan Martín Del Potro, Leo Mayer y Federico Delbonis.

A esperar el sorteo

Argentina, que saboreó las mieles del éxito cuando ganó la Davis el 27 de noviembre de 2016 en Zagreb, Croacia, y sufrió el descenso un año más tarde, tendrá la posibilidad de regresar al grupo Mundial en septiembre, cuando asumirá un repechaje ante un rival que se conocerá el miércoles próximo en Londres, en el sorteo que efectuará la Federación Internacional de Tenis (ITF). Sin Del Potro, Mayer y Delbonis, jugadores de la talla de Schwartzman, Pella y Kicker tomaron la posta y serán los que integrarán el equipo en el próximo desafío. Los rivales que le podrían tocar a Argentina pueden ser Holanda, Japón, Gran Bretaña, Australia, Suiza, Canadá, Serbia o Hungría.