Más brecha de precio	entre los mercados y  las verdulerías

La situación económica se hace sentir más en los almacenes de los barrios. Se estira la brecha de precios de las verduras y las frutas entre los almacenes y los mercados mayoristas.

El tomate cuesta entre 15 y 20 pesos en cualquier verdulería recostada en una típica vereda de barrio. Ni hablar de un supermercado, donde el kilo de la fruta se mueve entre los 23 y 25 pesos.

Cuando cualquier vecino se traslada al mercado Cofruthos puede encontrar hasta 3 kilos de tomates (sea perita o redondo) a 10 pesos. Esa diferencia es una fuerte brecha.

Los verduleros de los barrios aseguran que los precios altos obedecen al escenario de la macroeconómica, mientras que en los supermercados no dieron argumentos.

Los comparaciones sobran, pero en algunas se puede notar el costo para el bolsillo de los salteños.

Un repollo que se paga a 35 pesos en el barrio San Remo no supera los 10 pesos en el mercado mayorista que está ubicado a tan solo 10 cuadras.

"Esa es la verdadera noticia: el tomate está barato. Acá los periodistas vienen sólo cuando sube el precio. Y estas variaciones en nuestros productos ( del mercado Cofruthos) son por la disponibilidad o no de cada cosa que vendemos. El tomate está barato porque abunda, cuando falte subirá. Acá no tiene nada que ver el dólar, el FMI ni Macri. El impacto de la suba es muy poco, casi insignificante", dijo "el Viejo" Russo, puestero histórico del mercado.

Por mayor

Lo mismo pasa con los huevos. En los barrios y en los supermercados venden la docena a 46 pesos de promedio. Y en los puestos hueveros cuesta 70 pesos la bandeja con dos docenas y media. La diferencia es enorme. Se agranda cada vez que uno compra menos y en una lógica de constante aumentos de precios lo que hacen los vecinos es comprar por menos cantidad.

"El vecino que compra dos huevos, dos tomates, una palta paga una fortuna", concluyó Russo.

Para los puesteros, se cae entonces el argumento de los pequeños comerciantes de aumentar a cuenta para reponer la mercadería.

Remarcan que las variables macroeconómicas, como la escalada del dólar, inciden muy poco en las frutas y verduras locales. No obstante, reconocen que inciden en el packaging y en los fletes por el combustible.

Día de descuentos

"Es muy probable que volvamos a la idea del año pasado que fue un éxito total. Estamos analizando volver a hacer la feria de la familia, de los sábados", dijo el nuevo presidente del Cofruthos, Enrique Emilio Vega.

Esos días, rematábamos todo y las familias venían y hacían diferencia comprando por volumen para toda la semana", agregó el verdulero.

"Nuestros puestos no pueden especular con los precios porque nosotros ganamos en el movimiento de dinero y mercadería. No podemos darnos el lujo de retener los productos. Nosotros ganamos en el volumen, de ese modo nuestros precios son los mejores. Entonces no podemos entender a nuestro compradores, comerciantes minoristas, que ponen altos los precios de las verduras porque a la larga van a perder", apuntó Vega.

"Si sabemos que algunos supermercados vienen acá y ponen los precios por el volumen de compra. Sin embargo, no se entiende la diferencia de precios. La única explicación posible es que mientras haya gente que paga, se mantendrán esas brechas", cuestionó Vega.

Mientras tanto, varios vecinos adultos mayores y los que menos pagan más por las compras mínimas que realizan.

.

.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...