Liberan al único detenido  por el crimen de Lucas  Correa

Finalmente el caso de Lucas Alexis Correa, el estudiante de periodismo que fue encontrado muerto a golpes detrás del hospital San Bernardo, volvió a foja cero tras la libertad otorgada ayer al único detenido. La medida fue dispuesta por el fiscal penal N§ 1 de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas, Pablo Rivero, quien después del hecho había dispuesto la detención de Jeremías Josué Salvatierra, de 19 años.

Se trata del joven que aparece junto a la víctima en el video que las cámara de seguridad captaron a ambos cuando salían de la terminal de ómnibus. El cadáver de Correa, de 26 años, apareció el 8 del corriente en inmediaciones del hospital San Bernardo con signos de haber sido molido a golpes. Salvatierra negó tener conocimiento de lo sucedido y mucho menos de que haya participado de la agresión al muchacho. A los efectos de corroborar o desestimar sus dichos, el fiscal dispuso una serie de diligencias de las que surgieron que el imputado no tendría nada que ver con el homicidio.

Por ese motivo Rivero solicitó al juez de Garantías la libertad de Salvatierra, quien estaba sindicado como principal sospechoso del hecho. Desde la página del Ministerio Público Fiscal se informó que el pedido del jefe de la investigación obedece a que del análisis de distintas medidas probatorias realizadas "se considera que no hay motivos suficientes para mantener su estado de detención". No obstante, Salvatierra deberá cumplir con una serie de medidas sustitutivas hasta que concluyan las investigaciones del caso. El fiscal Rivero explicó que a partir de la declaración de Salvatierra, las presentaciones realizadas por la defensora oficial Liliana Linares y de las distintas diligencias llevadas a cabo para verificar sus dichos, consideró que no hay elementos probatorios necesarios para mantenerlo privado de su libertad. Trascendió que la policía prosigue con las pesquisas con otra línea de investigación. Lo que se sospecha es que Correa fue atacado por más de dos personas.

Sufrió una feroz golpiza

Lucas Correa era oriundo de Rivadavia Banda Sur, de donde había llegado a esta ciudad para estudiar Comunicaciones Sociales en la Universidad de Salta. Era único hijo y, según sus familiares, estaba muy entusiasmado con la carrera que había elegido porque su sueño era ser periodista. 
El joven vivía en el barrio Santa Victoria donde alquilaba una habitación gracias al apoyo de sus padres. Julia Flores, una de sus tías, dijo que Lucas era un chico tranquilo y dejó entrever que no tenía malas juntas.
De la autopsia surgió que el muchacho fue víctima de una brutal golpiza de la que habrían participado varias personas. Lo que la Policía trata de determinar es si el joven fue atacado en el lugar donde apareció muerto. No se descarta que hayan “plantado” el cuerpo para despistar.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...