Reclaman una ley provincial que regule la pirotecnia sonora

Ayer por la mañana, durante un plenario en el Concejo Deliberante sobre pirotecnia, la mayoría de los presentes manifestó la necesidad de una ley provincial que regulara los fuegos artificiales de alto impacto sonoro. A la reunión asistieron referentes de organizaciones sociales y empresarios del sector, además de funcionarios provinciales y municipales. Solo estuvieron 9 de los 21 concejales capitalinos: Villamayor, Castillo, Cánepa, Córdoba, Alvarado, Causarano, Serrano, Leiva y Pasarell.

A fines del año pasado se promulgó en Capital la ordenanza 15.280, que prohibió "la venta, utilización, tenencia y/o fabricación" de morteros y bombas de estruendo mayores a dos pulgadas. Sin embargo, muchos coincidieron en que esta normativa no es suficiente, ya que estos productos se comercializan en municipios vecinos y el límite fijado no contempla la alta sensibilidad al sonido que tienen las personas con autismo, los adultos mayores, los niños y los animales.

"No alcanza la ordenanza existente para evitar el problema que reclaman las asociaciones de chicos con autismo y de animales. Hay que trabajar sobre una normativa superior, que abarque por lo menos a los municipios vecinos. Tendría que salir una ley provincial que regule esta actividad", manifestó el subsecretario de Control Comercial de la Municipalidad, Nicolás Avellaneda.

El funcionario consideró que los legisladores deberían reglamentar la pirotecnia con efectos sonoros bajos o muy bajos. Analizó que las bombas de estruendo de dos pulgadas o de una pulgada y media tienen efectos sonoros muy potentes y cuestionó que la ordenanza no mencionara los "petardos rompeportones".

Opiniones dispares

Durante el encuentro se develaron las posturas de los invitados sobre la regulación de la pirotecnia en la ciudad.

Lucas Iñigo, presidente de la Protectora de Animales de Salta, planteó la urgencia de una legislación provincial que prohibiera por completo todo tipo de pirotecnia. "Nosotros estamos a favor de la pirotecnia cero", expresó y anunció que con proteccionistas de otros municipios hará una presentación en la Cámara de Diputados.

Iñigo señaló que, en los últimos 10 años, unos 300 perros se escaparon por los ruidos de los cohetes y que 50 de ellos murieron o nunca volvieron a sus casas. Además denunció una gran mortandad de aves en el Parque del Bicentenario, tras un festejo con pirotecnia que se habría organizado desde el Gobierno de la Provincia.

Adujo que todos los años hay chicos quemados, con pérdida de visión y mutilaciones, y pacientes cardíacos que sufren, además del daño al medioambiente. "Creo que la prohibición de la pirotecnia es respetar el derecho de todos. No produce ningún beneficio, solo trae dolor y sufrimiento", opinó.

El vocero de la empresa Cienfuegos, Alejandro Paolini, aseguró que ni una ordenanza municipal ni una ley provincial pueden prohibir la venta de pirotecnia, legalizada tras la sanción de la ley nacional 20.429, en 1973. "Nosotros no estamos de acuerdo con la prohibición pero podemos tener un nivel de negociación para algunas regulaciones, para restringir la venta de productos de altísimo impacto auditivo y estamos abiertos al diálogo porque queremos coexistir", aseguró a este diario y comentó que los próximos meses trabajarán en una regulación consensuada.

En una postura mediadora, Luis González, presidente de TGD Padres TEA Salta, declaró: "Regular los estruendos nos da la posibilidad de anticiparnos, de que nuestros hijos (con autismo) no se lastimen. Queremos llegar a un consenso. La solución no es prohibir. Se trata de convivencia. La ordenanza del año pasado es un primer paso y este plenario, otro".

Un visitante, distinguido en el Concejo

Alejandro Berra, fundador de TGD Padres TEA y promotor de la ley nacional de autismo 27.043, estuvo ayer en el plenario y fue declarado “visitante destacado de la ciudad” por el Concejo Deliberante. “Planteamos que la pirotecnia sea controlada porque las personas con trastornos del espectro autista son hipersensibles a los sonidos, no así a lo visual, y queremos menos exposición a los sonidos”, dijo a El Tribuno.

Claudia Rizo, miembro de la misma organización, agregó: “No vamos por la prohibición de la pirotecnia sino por el control, porque los chicos son sensibles a los ruidos. Las fábricas de pirotecnia pueden seguir haciendo algo luminoso porque en la parte visual no tienen problema. Acompañamos a Salta y buscamos que sea nacional, si es posible”.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...