Inspeccionarán hoy la finca que Cuenca disputa con Tierra Vasca

La fiscal penal de Pichanal, Sofía Fuentes, encabezará hoy una inspección ocular en Las Colmenas, la finca que el intendente de Rivadavia Banda Sur, Leopoldo Cuenca, disputa con la empresa Tierra Vasca al estilo del "far west".

La medida fue anunciada cinco días después de que el ministro de Gobierno, Derechos Humanos y Justicia, Marcelo López Arias, elevara al procurador general, Pablo López Viñals, los antecedentes del conflicto que se remonta a diez años atrás, cuando el jefe comunal se quedó con los derechos de un puestero de la vecina finca Las Botijas.

Lugareños, docentes y herederos de la fallecida titular de Las Botijas, Fidela Guerra de Romero, denunciaron los avances de Cuenca en 2014, cuando se destapó otra escandalosa movida con la que el intendente intentó adueñarse de 30.000 hectáreas de la finca Esquina Grande.

Las maniobras quedaron expuestas en un informe que El Tribuno publicó el 4 de agosto de 2014 y que incluyó constancias documentales que aún pueden verse en la web.

Imputados

A comienzos de semana, la fiscal Fuentes confirmó que Paola Torres, esposa del intendente Cuenca, y Alberto Martínez, uno de los empleados que tomaron la finca Las Colmenas el pasado 18 de abril, fueron citados a audiencias de imputación.

La esposa del jefe comunal y el apoderado legal de Tierra Vasca, Diego Mazzuchelli, encabezan las listas de acusados que hay de los dos bandos por usurpación, robo calificado, amenazas con armas, turbación de la posesión y retención indebida.

Las raíces de la puja se remontan a un proceso que ocupa al Juzgado Civil y Comercial de Segunda Nominación de Orán desde 2007. Se trata de una acción en la que la jueza Cristina Barberá debe dirimir una superposición que existe entre las fincas Las Colmenas y Las Botijas.

Tierra Vasca, empresa cuyos principales socios son los hermanos Marcelo y Jorge Pocovi, compró Las Colmenas en 2005 a su anterior propietario, Jorge Sergi.

Luego de quedarse en 2008 con los derechos del puestero Raúl Sabán, uno de los herederos de Fidela Guerra de Romero, Cuenca comenzó a cercar Las Botijas y llevó las alambradas hasta el lote II de Las Colmenas.

En este contexto surgieron los primeros altercados hace 10 meses. En junio de 2017, Cuenca denunció en el destacamento de Rivadavia Banda Sur que empleados de Tierra Vasca ingresaron ilegalmente a un sector de Las Colmenas que alambró y considera de su propiedad.

En otra denuncia, Lorenzo Porcel, un empleado suyo, sostuvo que tuvo que retirarse de allí con su caballo, bajo amenazas, dejando algunos bienes.

Ante esas denuncias, la Fiscalía de Pichanal ordenó una inspección con policías de la zona. En la finca los agentes encontraron a Diego Mazzuchelli, apoderado de Tierra Vasca, y a los empleados Carlos Quinteros, José Montenegro y Rafael Sales en tareas de ganadería.

El 24 de octubre de 2017, la fiscal Fuentes imputó a Mazzuchelli, Quinteros, Montenegro y Sales por usurpación y robo calificado.

El 5 de diciembre de 2017, Mazzuchelli prestó declaración indagatoria ante el Juzgado de Garantías 1, mientras que Quinteros lo hizo el 6 de abril pasado. Aún están pendientes, las declaraciones de Montenegro y Sales.

Por si algo le faltaba a la saga chaqueña, Ayda Salvatierra, heredera que denunció la "cesión gratuita" realizada por su primo, Raúl Sabán, a Cuenca, pidió que se la reconozca como parte en el juicio civil.

Secuestraron dos camionetas

El pasado 18 de abril, el encargado de la finca Las Colmenas, Alejandro Baiud, denunció que un grupo de desconocidos rompió los candados del portón de acceso, ingresó a la propiedad, sacó maquinarias y se adueñó de una importante cantidad de bienes, implementos, equipos y herramientas.
Cinco días después, el apoderado de Tierra Vasca, Diego Mazzuchelli, amplió la presentación penal contra Paola Torres, Alberto Martínez, Alejandro Yalla, Darío Juárez, Franco Gutiérrez, Nahuel Méndez, Nahuel Morales y otros ocupantes no identificados, por usurpación de propiedad, turbación de posesión, robo agravado, abuso y portación de armas.
Ante la Fiscalía de Pichanal, Mazzuchelli manifestó que él y los empleados Rubén Antonio Sosa, Alfredo Armando Segundo y José Luis Roldán se habían acercado en una camioneta al portón de acceso de Las Colmenas, ubicado sobre la ruta 13, y los corrieron a tiros.
La fiscal Fuentes informó que entre las personas que tomaron la propiedad la Policía solo pudo identificar a Martínez. 
Martínez reveló que había sido contratado por la esposa del intendente Cuenca, junto a otras diez personas.
El pasado 30 de abril Cuenca se presentó en el destacamento de La Unión y denunció que Mazzuchelli y tres empleados de Tierra Vasca dispararon contra su gente desde dos camionetas Toyota de color negro. En esa denuncia el intendente prácticamente se autoincriminó, al señalar que, tras nueve meses “sin ninguna respuesta por parte de la Justicia” a su denuncia de julio de 2017, “tomó posesión del lugar”, porque no había nadie, y “dejó a personas que trabajan con él al cuidado de los animales”. La denuncia tuvo un matiz curioso, ya que el propio jefe comunal entregó las vainas servidas de los supuestos disparos. De todos modos, la fiscal Fuentes ordenó el secuestro de las dos Toyota que Tierra Vasca adquirió a la compañía de seguros La Economía Comercial. Esa firma terminó concursada y como las camionetas no tenían las transferencias realizadas, la Justicia de Mendoza las reclamó en el marco de la quiebra.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...