Homenajearán al documentalista Raymundo Gleyzer, a 42 años de su desaparición forzada

La organización comunitaria “Vecinos Inquietos de La Paternal” colocará mañana en ese barrio porteño una baldosa en homenaje al cineasta argentino Raymundo Gleyzer, miembro del grupo militante Cine de la Base y autor de filmes caracterizados por su gran compromiso social como “Los traidores” y “México, la revolución congelada”, en recuerdo de su secuestro y desaparición durante la última dictadura militar.

Justamente mañana, 27 de mayo, se cumple un nuevo aniversario de la desaparición Gleyzer, fecha que fue instituida como el “Día del documentalista” en honor al cineasta que demostró un enorme compromiso social, que reflejó a través de su lente y dejó plasmado en el celuloide a través de su carrera.

Gleyzer fue secuestrado el 27 de mayo de 1976 por un comando militar a la salida del Sindicato de la Industria Cinematográfica Argentina y fue visto por última vez en el centro clandestino de detención “El Vesubio”.

El homenaje
El homenaje se llevará a cabo en la Plazoleta Raymundo Gleyzer, ubicada en Donato Álvarez y Espinosa de la ciudad de Buenos Aires, el mismo lugar donde los “Vecinos Inquietos de La Paternal” habían colocado el año pasado otra baldosa en su memoria, que hace pocas semanas apareció rota.

En el homenaje se celebrará también el Día del Documentalista, con diversos espectáculos, una radio abierta y se compartirá el tributo junto a la gente del barrio, los trabajadores de las fábricas recuperadas, organizaciones gremiales, políticas y culturales.

La historia
Gleyzer dejó la Facultad de Ciencias Económicas donde estudió hasta los 20 años y se fue a La Plata tras su verdadera vocación, para estudiar en la Escuela Superior de Bellas Artes de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP).
En 1964 realizó “La tierra quema”, un documental que narra la miseria de los campesinos en el noroeste de Brasil, y posteriormente, en 1966, realizó el mediometraje “Ocurrido en Hualfin”, junto con Jorge Prelorán. 

En 1970 filmó “México, la revolución congelada” y en 1973 “Los traidores”, ficción que narra la historia de un sindicalista que pasa de ser un delegado que se preocupaba por la suerte de sus trabajadores a un burócrata que termina siendo el vocero de los intereses de la patronal.

En 1965 inició una etapa en noticieros (Canal 7 y Telenoche por Canal 13) convirtiéndose en el primer camarógrafo argentino que filmó en las Islas Malvinas, desde donde produjo en 1966 una serie documental sobre la vida cotidiana en las islas, para Telenoche, del cual se desprende su documental “Nuestras Islas Malvinas”. 


Como militante del PRT fue uno de los fundadores del grupo "Cine de la Base", usando la cámara como un arma de combate, y ya desde la clandestinidad rodó los mediometrajes “Swift” y “Ni olvido ni perdón”, que lo pusieron en la mira de la Triple A (Alianza Anticomunista Argentina) hasta que un grupo de tareas lo secuestró el 27 de mayo de 1976.

 

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...