La fiebre por los TV y la falta de frío congelaron las ventas de estufas

Con el otoño instalado, donde las bajas temperaturas se hicieron esperar, las casas de electrodomésticos de la ciudad se resisten a colmar sus vidrieras de calefactores, estufas, caloventores y cualquier artefacto que ayude a combatir el frío.

El principal motivo, según expresaron a El Tribuno los referentes de las casas de "retail", es que la venta de televisores LED se llevó toda la atención de los compradores.

Con el invierno a punto de llegar, el Mundial de Fútbol Rusia 2018 es el gran responsable de que los salteños estén eligiendo comprar Smart TV de 55 pulgadas y no estufas para calefaccionar sus viviendas.

"Espero que los goles de Messi nos den un poco de calor, porque parece que las estufas por ahora no", bromeó el jefe de ventas de una de las principales cadenas de electrodomésticos, ubicada en la peatonal Alberdi.

Por ahora, está congelada la demanda de estufas y los representantes del sector de ventas aclararon que las de los artefactos de calefacción todavía no explotaron. Esperan que con la llegada del frío se empiece a mover un poco más este rubro.

La tardía llegada del frío también es otro motivo de peso. Por ahora, en la ciudad las bajas temperaturas no se hicieron sentir de manera prolongada. Recién la semana pasada se registró el primer frío del año donde las bajas se ubicaron por arriba del promedio de los 7,5 grados centígrados y las máximas se situaron entre los 16 y 17 grados centígrados.

Sin ofertas

Tampoco las grandes cadenas de electrodomésticos por el momento decidieron realizar grandes ofertas en ese rubro como para tentar a los compradores.

En Salta, por cierto, las estaciones están marcadas, el clima define qué tipo de electrodomésticos son los que más se venderán en cada temporada. Aunque no hay un número exacto, es más, las cadenas de "retail" todavía no tienen una cifra sobre cuál fue el porcentaje de caída en las ventas de calefactores comparado con 2017, pero sí expresan que para esta altura del año las ventas de calefactores ya había comenzado.

Retraso

"Ya empezó la temporada de ventas de estufas pero está demorada. Las ventas de calefactores todavía están bajas, se están haciendo esperar un poco. Lo que más sale en este momento son las estufas eléctricas, como los caloventores o las halógenas, pero casi nada", comentaron desde una casa de electrodomésticos ubicada en un importante shopping de zona norte.

Y agregaron: "Estamos seguros de que cuando empiece el frío en serio, la venta de estufas va a aumentar considerablemente, creemos que es algo coyuntural".

Un dato curioso es que las ventas de estufas a gas se mantiene constante gracias a la entrega de casas del IPV (Instituto Provincial de la Vivienda). Los gerentes de las sucursales explicaron que los adjudicatarios de viviendas tienen que instalar las estufas tiro balanceado para que se habilite el servicio de gas y así habitar esas viviendas.

“Todavía no hicimos la comparación interanual sobre cuánto subieron las estufas, porque al corte lo hacemos en julio, recién ahí vamos a saber. Lo que sí te puedo decir es que tuvieron una suba al ritmo de la inflación”, expresó el gerente, ante la consulta de este medio.

Más caros

La mayoría de los jefes de ventas de las casas de electrodomésticos coincidieron en que el incremento en los artefactos de calefacción fue de entre un 15 y 30 por ciento, dependiendo de qué artículo se trate y de qué marca.

También aclararon que la corrida cambiaria generó un poco de incertidumbre en el sector y que por precaución subieron un poco los precios, pero con el correr de los días, “cuando todo más o menos se estabilizó”, los importes volvieron a bajar. 

“El tema del aumento del dólar complicó un poco el panorama hace unas semanas, pero todo luego se tranquilizó. En esta sucursal volvimos a rebajar los productos que había aumentado”, aseguró un jefe de ventas.

Gas o electricidad

El tema de las tarifas también está presente a la hora de elegir un artefacto. Desde las cadenas de electrodomésticos expresaron que recomiendan a los clientes que analicen qué aparato conviene instalar. 

“Por supuesto que depende del uso que le van a dar. Si es por precio, siempre va a ser preferible optar por un caloventor o una estufa halógena, pero tienen mucho gasto de energía si se lo usa mucho”, expresó un gerente de un local céntrico.

Lo que sí recomendaron los vendedores es que compren artefactos que sean más eficientes, ya que el consumo de energía será mucho menor. 

La última suba de gas se registró en abril, por lo que se hará sentir en las próximas facturas.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...