Nuestra Señora del  Carmen, sin cloacas

Los vecinos del barrio Nuestra Señora del Carmen, ubicado en la zona oeste alta de la capital salteña y creado hace unos 30 años, no tienen cloacas, por lo que se ven obligados a utilizar pozos ciegos que despiden olores nauseabundos. Además, las calles en su mayoría son de tierra y se encuentran en un estado calamitoso. Por este motivo, acudieron hace unos días a la Municipalidad de Salta en busca de soluciones. Unas 600 familias son las perjudicadas.

Para conectarse a la red cloacal "se debe hacer un empalme que cruce el canal de la avenida Juan XXIII, al que van a parar todos los desechos y aguas servidas, hacia la calle Santiago del Estero pero como allí, en la ladera, hay dos familias asentadas, no es posible actualmente. Desde hace 15 años que pedimos cloacas. Hay vecinos que tuvieron que hacer hasta cuatro pozos para subsistir", explicó Roque López, un vecino que trabaja de remisero.

Las conexiones sanitarias son competencia del Gobierno provincial "pero desde el Ministerio de Obras Públicas nos explicaron que primero se debían hacer las obras para abrir las calles, por eso acudimos a la Municipalidad", manifestó.

El miércoles pasado, a las 17, el subsecretario de Obras Públicas, Francisco Agolio, junto a otros funcionarios y dos abogados de la Procuración Municipal visitaron el barrio Nuestra Señora del Carmen.

Ayer por la mañana mantuvieron otro encuentro en el Centro Cívico Municipal para contemplar el plan de pavimentación de algunas cuadras. "Nos prometieron que en la segunda quincena de este mes estarán las máquinas trabajando para el enripiado de todas las calles y la apertura de varias. También se comprometieron a pavimentar la calle Guerra Gaucha en julio", expresó el vecino.

Elena Guantay, una vecina que es jubilada docente, contó que cada vez que llueve "se terminan de completar los pozos ciegos y el agua contaminada invade las casas".

"Tres familias y yo vivimos en la zona más baja y sufrimos las peores secuelas de las lluvias. Ahora estoy tranquila porque nos han prometido obras", expresó Amalia Cortez, otra vecina, ama de casa.

El subsecretario de Obras Públicas, Francisco Agolio, en diálogo con El Tribuno explicó que "a la visita concurrimos con abogados porque los vecinos tienen una preocupación muy grande con relación a los asentamientos. Ya tenemos avanzados varios trámites con las cuestiones legales. Hay algunos que ya están para que salgan las notificaciones y se puedan llevar a cabo los desalojos. Sobre todo hay dos que tapan algún escurrimiento, salida de agua".

Agolio confirmó el compromiso para iniciar el 15 de mayo los trabajos de nivelación y enripiado. "Al ser un barrio con pendiente las lluvias dejan realmente en muy malas condiciones el terreno. También nos hemos comprometido a realizar cuatro cuadras de pavimento. Va a ser la calle Vidal Casas, desde Guerra Gaucha hasta la Avenida Grande. No tienen muchas más posibilidades de pavimentar porque no tienen cloacas", recalcó.

En relación con la apertura de calles, señaló: "En realidad no son unas calles, son unas quebraditas que hay en pendiente. Nos hemos comprometido a limpiarlas con trabajos manuales porque no pueden ingresar máquinas ahí, además hay casas que están apoyadas sobre esas quebradas. Sumaremos un buen drenaje de agua".

"Para los vecinos que tienen casas en una de las calles con pendiente demasiado pronunciada ampliaremos una canaleta y haremos el desage. Vamos a entubar y ampliar la sección de esa pequeña canaleta. La mejora de espacios verdes también está contemplada", detalló.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...