Mignani, la salteña que ganó el Arnold Classic

La atleta salteña Carolina Mignani de nuevo tocó el cielo con las manos, como en el Mundial de 2009, cuando lo ganó en Estonia. Esta vez, con 42 años, se consagró vencedora en la categoría fitness coreográfico amateur, en el prestigioso Arold Classic South America 2018, que se disputó en abril pasado en la ciudad brasileña de San Pablo.
Tras arribar del vecino país, Mignani dialogó con El Tribuno sobre la competencia y de las sensaciones que tuvo tras obtener el primer lugar.
“El año pasado estaba preparada para ir y una semana antes del viaje me corté un tendón. Como ya tenía todo pago, fui con la idea, aunque sea, de hacer turismo”, sostuvo.
Sin embargo, le fue mejor de lo que esperaba y pese a estar lesionada, consiguió el tercer puesto.
“Tras la premiación, pensé que si me preparaba bien, en esta edición me iba a ir bien. Sentí que tenía posibilidades”, dijo la atleta fitness. Pero antes, claro, debió rehabilitarse.
“Fue un largo proceso de rehabilitación y en octubre comencé a entrenar fuerte, siempre junto a mis entrenadores Adrián Vitry y Hugo González, además del impecable trabajo de mi coreógrafa Andrea Cisneros”.

Con Cisneros, según contó la salteña, primero hizo algunas clases de soltura y después comenzó a entrenar con una plataforma, para el clasificatorio al Arnold Classic que se llevó a cabo en Capital Federal, a fines de marzo.
“Inicialmente usaba una plataforma de un metro por un metro y cuando fui al selectivo, el escenario era una especie de pasarela y no lo pude usar. En unas pocas horas tuve que practicar otra coreografía”.
“Pese a esa situación, logramos clasificar con el segundo puesto y cuando volví a Salta, modifiqué la serie sin la plataforma. Solo tenía dos semanas, porque después viajaba a San Pablo”, agregó.
Con la “coreo” nueva, Mignani emprendió viaje y al llegar a Brasil se dio cuenta de que la competencia no iba a ser sencilla.
“Cuando llegué, ya había más de 700 atletas inscriptos en las diferentes disciplinas y cuando comenzamos a competir, me di cuenta que el nivel era muy superior al del año pasado porque esta vez hubo un gran trabajo en la parte coreográfica y también en la técnica y física”, subrayó.
Sin embargo, el día que le tocó competir, Mignani dejó el escenario chico. “Me sentí muy bien, pese a que era un poco resbaladizo el piso y en un principio estaba insegura. Después me sentí bien porque sabía que había hecho las cosas como quería”.
El primer puesto, finalmente, fue para ella. “Sentí una emoción muy grande, se me pasaron muchas cosas por la cabeza. Esto no pude haber logrado sin el apoyo de mis entrenadores, de mi coreógrafa, de mi familia, compañeros de trabajo y a los chicos del gimnasio de Mónica Fernández. Tampoco me olvido de mi colega Valeria Delgado que este año no viajó, pero se brindó por completa para ayudarme”, cerró la mejor atleta en el Arnold Classic.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...