Messi es la esperanza

Es el abanderado de esta Selección, la esperanza de todo un país que deposita su confianza en él como si fuera un salvador.
En un manto de dudas sobre el nivel en el que llega la Argentina, al menos el simpatizante se ilusiona con la presencia del astro rosarino, que sin lugar a dudas llega de la mejor manera y en una edad madura para tratar de conseguir el título que le falta en su magnífica carrera, el de ser campeón del Mundo.
¿Será la cuarta la vencida? Ojalá que así sea. Ojalá que aquel “nene” que debutó en Alemania 2006 con Pekerman, con gol incluido, que no tuvo un buen mundial en Sudáfrica 2010 pero que hizo ilusionar a todos en Brasil 2014, pueda ser el acreedor o el conductor de una Selección que merece festejar un título luego de tres finales perdidas; con una renuncia de por medio que sorprendió al mundo y movilizó a todos los argentinos para que La Pulga vuelva a vestir la camiseta albiceleste. ¿Qué se le puede reprochar al mejor del mundo? Nada. Sin Messi hoy la Argentina pasaría a ser una selección más en este Mundial, pero con él en cancha tenemos otro plus: el motivacional sumado al desequilibrio individual. Obviamente que también se necesitará de los Higuaín, los Agüero, los Biglia para acompañar. Un solo jugador no gana el Mundial, es un complemento de sociedades dentro de un plantel y este plantel tiene un jugador que puede ser el guía en un camino complicado, pero no imposible. 
Con Messi siempre hay esperanza, ahora falta que el resto lo pueda acompañar para lograr ese sueño que todos buscan que sea realidad.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...