Apoyo financiero y capacitación para pequeños productores

La agricultura familiar cobra fuerza entre las comunidades originarias del norte salteño, permitiendo a miles de familias producir y comercializar sus propios alimentos a nivel local.

Los gobiernos de Salta y nacional impulsan diversos programas y acciones que buscan afianzar el desarrollo productivo en el territorio y asistir a los emprendedores locales.

En este contexto, diversos organismos provinciales y nacionales, las universidades locales y la Fundación DelAlto conformaron oficialmente un nuevo frente institucional orientado a fortalecer las capacidades de los pequeños productores de Rivadavia Banda Sur. Impulsada por la ONG, esta iniciativa apuesta al desarrollo local sostenible y busca afianzar el proceso de creación de huertas comunitarias que ya pusieron en marcha los habitantes de la zona.

"El mayor potencial de Rivadavia Banda Sur es su gente, su cultura y su territorio. Todas las instituciones que estamos aquí creemos y queremos producir un desarrollo para Rivadavia", aseguró Beatriz Corral, presidente de la Fundación DelAlto, una de las mentoras de este proyecto. "La mejora de las capacidades productivas, organizativas y de gestión de los pequeños productores permitirá a las poblaciones involucrarse en el mercado", añadió.

Esta alianza también reunirá los esfuerzos y recursos del INTA, la Universidad Católica de Salta, la Universidad Nacional, la Municipalidad de Rivadavia Banda Sur, y el Instituto de Educación superior N§ 6049 de la Unión.

Según explicó la presidente de la fundación, "en el marco de este proyecto se plantea habilitar una planta de secado de productos hortícolas y frutícolas. Además, se trabaja junto a los equipos técnicos del INTA para proyectar tareas de recuperación de los cultivos nativos".

Pequeños polos de producción

Según el cronograma de trabajo que definieron las partes, a partir de julio se instalarán en el territorio espacios de formación y perfeccionamiento. Las familias que participarán de este programa ya cuentan con pequeños polos de producción familiar. "El propósito final es promover la autonomía económica de las familias, su empoderamiento y alentar su participación en temas comunitarios. Pondremos especial atención al desarrollo de las capacidades entre las mujeres, ya que entendemos que son el pilar fundamental en este proceso de transformación", afirmó.

Por su parte, el director de Articulación del Ministerio de la Primera Infancia, Carlos Fernández, explicó que Rivadavia Banda Sur tiene un potencial muy grande a nivel productivo. "Hace un tiempo venimos trabajando con la Fundación DelAlto en lo que respecta a trabajos de huertas comunitarias, alimentación saludable y sustentabilidad alimentaria y los resultados que se obtuvieron son realmente sorprendentes".

Matías García Rodríguez, del INTA, explicó que "los facilitadores de Primera Infancia en la zona cumplen el rol de promotores del programa Pro-Huerta de manera que se pueda extender su alcance a más personas, huertas familiares de consumo propio".

 

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...