Unirá en bicicleta La Quiaca con Ushuaia

"Estoy dando las gracias, es todo lo que puedo decir", expresó Carlos Morales, mientras acomodaba su bicicleta. Oriundo de Santa Clara del Mar, provincia de Buenos Aires, este hombre de 60 años llegó hace una semana a Salta.

Pasa las noches en el camping Carlos Xamena y los días en su bicicleta, recorriendo la ciudad. "Me quedo hasta el sábado para participar de la jornada de oración de la Virgen del Cerro y luego me voy a Gemes. De ahí a Jujuy, hasta La Quiaca", detalló.

Las bajas temperaturas le jugaron en estos días una mala pasada a Carlos, que viaja sin carpa y duerme a cielo abierto en el camping Xamena. En cuanto a sus alimentos, siempre cuenta con la colaboración de la gente.

Carlos forma parte de una comunidad religiosa de Las Toninas y reconoce que, gracias al apoyo de los religiosos, pudo salir adelante. Es por eso que este recorrido en bicicleta por el país está impulsado por el agradecimiento.

Hace 72 días que este hombre salió de Santa Clara del Mar. Su primer objetivo es llegar La Quiaca, para luego emprender el viaje a Ushuaia, volver a Santa Clara, descansar y unir Buenos Aires con Venezuela.

Carlos Morales practica ciclismo desde toda la vida. Sin embargo, al momento de emprender este viaje solo contaba con una bicicleta antigua de reparto. Allí colocó su botellas con agua y partió.

Personas que se encontró en el camino le aportaron el canasto liviano de carga para atrás. Otros lo ayudaron con una rueda que se había roto en el viaje, una computadora con GPS y hasta ropa para andar en bicicleta.

"Entre los motivos de este viaje está el buscar que todos viajen conmigo. Porque en cada aporte va una parte de la persona", reflexionó.

En los próximos días Carlos estará esperando el apoyo de los salteños en la esquina de la avenida Bicentenario y paseo Gemes.

Consultado sobre la opinión de su familia sobre este viaje, el experimentado ciclista contó que sus hijos apoyan la decisión y el viaje. Su hijo es quien se encarga de cargar las fotos e historias de lo que va viviendo en el trayecto en una página web, mientras que su hija tiene el contacto con la parte más espiritual de lo que le ocurre en esta travesía.

Foto: Pablo Yapura 

En cuanto a su pareja, Carlos destacó que cuenta con su apoyo, y que además es parte de la misma comunidad religiosa.

El viajero destacó que Salta es "realmente hermosa" pero que mantenerse y conseguir una comida diaria se está complicando. "Mucha gente no sabe de qué se trata. Pasan y te miran pero no entienden qué es este viaje", contó.

Carlos espera poder completar su recorrido el 18 de diciembre, "como fecha máxima", para luego descansar y empezar a armar su travesía hacia Venezuela.

Recorrer estas distancias no es fácil pero, para Carlos, las experiencias en las rutas del país son únicas, al igual que las personas que va cruzando a lo largo de este viaje de agradecimiento.

Una de las primeras alegrías desde su partida fue la que vivió cuando empezaron a salir notas y fotos sobre su travesía, en el centro del país. Otra recompensa para él es la de conocer a personas especiales que esperan contagiarse de su fe.

"Salta también conocerá y entenderá mi historia. Sé que van a ayudarme para que este viaje siga, pese a todo. Físicamente estoy muy bien", aseguró el hombre, que fue golpeado por el frío de estos últimos días en la provincia.

Aquellos que quieran comunicarse con Carlos podrán hacerlo al 0223-15545209585. "Les aviso que no saco foto ni tengo WhatsApp. Mi teléfono solo recibe llamadas", compartió.

Ayer se reunió con un grupo de amigos que conoció en las rutas durante su travesía. Recordando las aventuras vividas, el entusiasmo del ciclista no decae pese a las dificultades que pueden surgir.

Encantado con Salta, relató que su pareja había llegado hasta esta ciudad el año pasado para visitar a la Virgen del Cerro. "Me contó de lo bello que era todo, pero nada se compara con lo que veo", afirmó Carlos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...