Desadjudicaron otra vivienda social en barrio El Huaico

Otra vez la Justicia confirmó la desadjudicación de una casa del Instituto Provincial de la Vivienda (IPV), esta vez en barrio El Huaico.

Un matrimonio había pedido que se declare la nulidad del procedimiento y el inmediato restablecimiento de la tenencia precaria del inmueble, pero el juez de la Sala III de la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial, Marcelo Domínguez, rechazó el amparo interpuesto.

El magistrado resolvió que el amparo no corresponde en este caso porque los adjudicatarios aceptaron las condiciones y obligación de habitar la vivienda, cuando la recibieron. Además, hubo distintas inspecciones del IPV, y en todas se concluyó sobre la ausencia de la familia y, más aún, sobre la falta de muebles y ausencia de consumo de servicios indispensables como agua, luz y gas. "La desadjudicación ordenada por el Instituto Provincial de la Vivienda tuvo fundamento en el incumplimiento de la carga legal y contractual de habitar el inmueble", estableció el magistrado en el fallo. Agregó que la pareja "no aportó ninguna prueba tendiente a cuestionar la legalidad de los procedimientos de control efectuados por la autoridad administrativa, o que acreditase una causal de justificación razonable que la eximiera de cumplir con esa carga, pese haber tenido plena oportunidad de hacerlo, tanto en sede administrativa como en sede judicial".

 

 

 

El 6 de junio, El Tribuno publicó un informe sobre la cantidad de casas que están en proceso de desadjudicación, ya sea por mora o porque no fueron habitadas. En el IPV hay unos 760 expedientes. A fines de mayo, la Corte de Justicia de Salta confirmó la quita de una vivienda social a una familia, en Los Ceibos.

El nuevo caso

Según el acta de autorización para ocupar la vivienda, la mujer de El Huaico recibió en tenencia precaria el inmueble, y por ese instrumento se comprometió a ocupar la vivienda adjudicada en forma inmediata a partir de su suscripción.

Por otra parte, en base a las actas de inspección de habitabilidad efectuadas por el IPV, el organismo concluyó que la vivienda estuvo desocupada.

La pareja resultó adjudicataria en mayo de 2016 y recibió el inmueble en julio de ese año. Según el hombre y la mujer, la casa fue inicialmente habitada, hasta que iniciaron obras de cerramiento y ampliaciones.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...