Becarios del  Conicet piden actualización de su salario

Los becarios del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) en Salta realizarán mañana una movida en reclamo de las condiciones laborales que están sufriendo en este último tiempo.

Es por eso que hoy, desde las 10 de la mañana, habrá una asamblea y manifestación en las escalinatas del rectorado de la Universidad Nacional de Salta, en el campus de Castañares.

Desde el frente de becarios e investigadores Salta en lucha señalaron que hay un proceso de recorte presupuestario por parte del Gobierno nacional, que se centra en tres puntos: la cantidad de becarios e investigadores que ingresan al organismo; las condiciones en las que desarrollan su trabajo y el dinero que perciben los becarios por sus tareas.

"Es una situación de precarización laboral eterna la de los becarios", le dijo a este diario Juan Ignacio Areta, quien es biólogo e investigador del Conicet en Salta.

El mayor enojo de los profesionales es que ellos prestan servicio ocho horas, de lunes a viernes, y sin embargo no son considerados como trabajadores en relación de dependencia del Conicet, por lo cual los años de actividad no se encuentran acompañados de los aportes correspondientes. Además no cobran aguinaldo.

Los chicos que ganaron una beca doctoral tienen el beneficio durante 5 años, mientras realizan sus estudios. Y luego pueden tener durante otros dos años una beca posdoctoral.

Luego los becarios pueden aspirar a ser investigadores, por lo que pasan a ser de planta permanente. El tema es que en los últimos dos años -según denunciaron- se frenó la cantidad de ingresos de becarios y de científicos, por lo que es muy difícil quedar como personal definitivo.

Congelado

Desde el año pasado los jóvenes profesionales tienen congelados sus salarios (estipendio). Hay un problema, los investigadores recibieron un 4,8%, por medio de una cláusula gatillo que se activó y este beneficio no los alcanzó a ellos; y temen que el aumento del 15% que recibió el sector tampoco les llegue.

Hubo una reunión en Buenos Aires, donde un grupo de becarios dialogó con las autoridades del Gobierno nacional, quienes solo escucharon el pedido, pero no señalaron que vayan a tener el aumento.

"Es una situación difícil, porque la inflación tuvo un terrible incremento y nuestro salario está congelado. Nuestro mayor miedo es doctorarnos pero luego ser desempleados", contó una becaria que prefirió no identificarse.

Esta persona contó que antes recibían de forma automática los aumentos; al tiempo que también tenían un bono a fin de año a modo de aguinaldo.

Los becarios tienen una dedicación casi exclusiva, ya que cumplen ocho horas diarias, por lo que les queda poco margen para poder enseñar en la universidad o un terciario, con un cargo simple, y de esta forma compensar el sueldo.

"Está en jaque todo el sistema científico. Cada vez hay menos fuentes de financiamiento para las investigaciones", señaló el biólogo Arete.

Una fuerte arremetida

El Frente de Becarios e Investigadores Salta en Lucha arremetió contra los movimientos que se realizaron en el área de la ciencia y la técnica, y consideraron que estas “políticas desconocen los enormes esfuerzos humanos y económicos que el Estado y la comunidad científica y académica vienen realizando para la formación de profesionales que se encuentran actualmente con dos o más diplomas y con formaciones de excelencia, pero sin posibilidad de ingreso al mercado de trabajo local en materia de investigación”. 
Este grupo considera que hay “un programa de recorte y vaciamiento del sistema estatal de ciencia y tecnología por parte del Estado nacional”. 
 

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...