Avelino, el joven con cáncer  de mandíbula, sigue internado

Entre las cosas malas que sacó a flote el agua del Pilcomayo con la inundación del verano está la historia de Avelino Félix, un muchacho mudo de 26 años, de familia toba, quien tiene cáncer de mandíbula. Solo Dios sabe cuándo se cerrará el capítulo de su triste historia, pero los médicos no hacen pronósticos alentadores sobre su caso, que salió a la luz en marzo, cuando voluntarios particulares y gente del Gobierno que asistían a los inundados lo vieron entre las carpas de La Curvita, hacinado de enfermedad y pobreza. Ayer surgieron versiones sobre su muerte, pero más tarde se confirmó que el paciente Abelino Felix continúa internado en el hospital Juan Domingo Perón de Tartagal. El último parte médico informa que recibió transfusión de sangre y albúmina. Tiene dificultad para deglutir por lo que comenzará su alimentación por botón gástrico.

Arsenio Corbalán, referente wichi, quien conoce a Avelino desde pequeño, contó: "Él era normal, pero a los 8 años le agarró una fiebre muy fuerte que le afectó el cerebro y nunca más se pudo expresar".

Luego de estar internado en Santa Victoria lo derivaron al hospital Juan Domingo Perón de Tartagal, donde le colocaron una sonda para poder alimentarlo, ya que esta función vital le está vedada por las lesiones. Dios dirá hasta cuándo se prolongará su agonía.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...