politica
Analizan en el Senado la ley para prevenir la ludopatía
Más de 800 personas están autoexcluidas de casinos y casas de juego. Senadores escucharon la opinión de miembros del Enreja.

El Senado analiza el proyecto de ley destinado a combatir la ludopatía, a partir de un programa de prevención y tratamiento en el ámbito de salud pública y con acciones para generar conciencia sobre los riesgos de la adicción al juego compulsivo.

En una reunión con senadores de la comisión de Salud, miembros del Ente Regulador de Juegos de Azar (Enreja), detallaron que en el programa de prevención registran 808 autoexcluidos: personas que no pueden acceder a casinos o salas de juegos.

El titular de Enreja, Sergio Mendoza, que asistió junto a Marcelo Ferrari, Verónica Courell y Mariana Torres Giménez se refirieron al programa de prevención de la ludopatía.

El proyecto de ley ya tiene media sanción de la Cámara de Diputados y en el Senado se quiere avanzar en el tratamiento por considerar que se trata de un tema relacionado con la salud.

Mendoza señaló que la acción social en prevención de la ludopatía es una premisa gubernamental.

Detalló que en abril de 2009 se creó un sistema de consulta telefónica para brindar contención al familiar y a la persona que lo requería y que el proyecto, además de contención, incluyó la difusión de información.

Ferrari, por su parte, indicó que con una ley se podrían abarcar aspectos nocivos, a partir de técnicas específicas y pragmáticas para las personas. Consideró que la autoridad de aplicación sería el ente regulador y encargado de tratar las prevenciones, y, por otro lado, el ministerio de Salud acompañe con los tratamientos.

En la reunión también se hizo conocer que se encuentra disponible un registro provincial de personas denominadas autoexcluidas, que son aquellas que tienen la enfermedad y no pueden acceder a ningún casino o salas de juego.

Esta acción se puso en marcha en 2014 para proporcionar respuestas y soluciones a las personas que lo soliciten.

Para evitar el ingreso de autoexcluidos, la identificación se realiza con un sistema de software y por medio del DNI. Además, hay asistentes preventivos para detectar a una persona con determinadas conductas y evitar a futuro un posible enfermo. Otra acción es la capacitación permanente del personal.

Sobre personas adictas al juego, se indicó que en mayor medida fueron detectadas en los casinos y en menor parte en agencias de tómbolas.

Los senadores convocarán a otros sectores para continuar el análisis del proyecto y determinar si es necesario incluir modificaciones.

Los principales puntos

El proyecto en análisis, que ya cuenta con media sanción, otorgado por la Cámara de Diputados en agosto del año pasado, propone crear un programa de prevención y tratamiento integral de la ludopatía en el ámbito del Ministerio de la Salud Pública provincial y también incluye el tratamiento por parte de las obras sociales.
Entre las acciones que promueve el proyecto figura una campaña a través de publicaciones y cartelería para advertir que el juego compulsivo es perjudicial para la salud. 
La iniciativa considera la confección de un registro de personas “autoexcluidas” de los casinos y las casas de juego.
Asimismo, apunta a ratificar la prohibición para promover cualquier tipo de juegos de azar para menores de 18 años.