Antenas: comenzó la puja con los vecinos

Ayer por la mañana llegaron vecinos desde Quijano, Güemes y Chachapoyas para reunirse con concejales por la posible modificación a la norma para la instalación de antenas. Todos rechazaron la iniciativa.

Las empresas telefónicas vienen pidiendo cambios. Afirman que sus proyectos de desarrollo se ven limitados por la ordenanza municipal.

Los concejales intentaron llevar calma a los vecinos y afirmaron que no autorizarán nada que atente contra la salud, al mismo tiempo que pidieron medir la radiación de las antenas.

"Salta es una de las provincias más conflictivas para la instalación de antenas", según palabras de una representante de las empresas telefónicas durante un plenario que se realizó hace algunos días en el Concejo Deliberante.

En esa oportunidad, los concejales escucharon a las empresas telefónicas, al Ente Nacional de Comunicación (Enacom) y a profesionales de la Universidad Católica de Salta.

Todos coincidieron en que es necesaria la modificación de la norma, que no contempla las nuevas estructuras como las microantenas, que pueden colocarse en pequeños espacios como semáforos.

La discusión principal pasó por la radiación, por lo que se recordó el caso de Güemes, en el que el juez mandó a quitar las antenas basándose en "un principio precautorio".

"No podemos bajar las persianas y frenar el desarrollo tecnológico por precaución", advirtió Mariano Suriani, del Enacom.

Los diferentes organismos defendieron la modificación. Indicaron que las mediciones de radiación no ionizante dan por debajo de los niveles establecidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El Partido Obrero adelantó que rechazará cualquier modificación de la norma. La razón es "la cantidad de muertes y el principio de precaución", según aseguró la concejal Cristina Foffani.

Las muertes a las que se refirió la concejal son las de la localidad de Güemes. Beatriz Fenoglio fue la cara de una lucha que llevó siete años, hasta que consiguió que retiren las antenas cercanas a su casa. Fenoglio perdió a sus dos hijos por cáncer, y el año pasado a su esposo por un ACV. La mujer responsabiliza a las antenas por esas muertes y por más de 70 casos de cáncer.

Otro de los pueblos que llevó adelante una lucha contra la instalación de antenas es Quijano. Carlos Castañeda comenzó a empaparse en el tema hace 15 años, cuando instalaron una antena frente a su casa, y también se llegó al Concejo.

"Estamos en contra de la falta de previsión de la salud en cuanto a las antenas. Todas las propuestas que se hacen desde los funcionarios es nada más desde la comunicación, el tema de la salud se pasa por alto", aseguró.

Los casos de Gemes y Quijano alertaron a los vecinos del barrio 200 Viviendas de Chachapoyas que lograron, mediante una resolución del Concejo Deliberante, paralizar una obra.

Mónica Medina vive a cinco pasos de la antena. "Las empresas deberían invertir y poner las antenas en los cerros, pero para eso necesitan invertir más", advirtió.

De la reunión participaron los ingenieros Axel Cugat y Pablo Narváez. Ambos señalaron que las mediciones de radiaciones dan por debajo de lo establecido por ley. El concejal Alberto Castillo informó que medirán tres antenas de viejas estructuras, y tres de las de última generación a elección de los concejales. Al mismo tiempo resaltó que "especialistas en la materia confirmaron la no contaminación".

kkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...