Hacían hasta casas para los  pequeños productores

Hasta en un barrio que divide a El Barrial de San Carlos, que se llama Samalamao, dejaron el rastro los técnicos. Se trata de una urbanización de casas de color de baldosas sancarlinas en donde viven artesanos, campesinos y originarios; en donde todo fue autogestión.

Sonia Magno, la concejala, ahí fue puntal y como los trabajadores del barro y del telar, los pimentoneros de la zona y los miembros de las organizaciones necesitaban casas, emprendieron el plan de hacer casas por su cuenta. Los técnicos estuvieron allí, midiendo, organizando, gestionando y pidiendo. "El técnico es el guía, es un maestro, es a quien seguimos y son indispensables para nosotros que somos pequeños, pero que juntos somos muy fuertes y por eso molestamos a los más grandes", dijo la concejala.

Y para muestra basta un botón. La Cooperativa Vitivinícola de Cafayate compite mano a mano con las grandes bodegas. Competencia es una manera de decir, ya que comparten cartel, capacitaciones, calidad de productos, además de consultas y mesas de trabajo sobre la realidad del suelo que, al fin, es el mismo.

"Nuestra bodega se llama TrasSoles y agrupa a 60 productores que tienen entre media a dos hectáreas y media. Nuestros compañeros están desde Payogastilla hasta Tolombón y nuestro vinos ya están en el mercado internacional", dijo su presidente Luis Raúl Fabián.

Cada familia siembra y la cosecha va a parar a la bodega comunitaria que tienen en un terreno que compraron con el esfuerzo de todos. Las ganancias que obtienen se debaten en asamblea si se dividen en proporción a lo aportado o se reinvierten. Hoy la bodega TrasSoles es visitada por los turistas de todo el mundo y el torrontés es altamente recomendable.

"Los changos (SAF) estaban en todo: desde la preparación de la tierra hasta en el tiempo de fermentación y el gusto. Todo lo que logramos se puede caer en un año porque de repente nos agarra una plaga o lo que sea y nosotros no vamos a saber qué hacer. Nosotros tenemos miedo de que este sueño de ser bodegueros, que comenzó en 2008, se venga todo abajo por la decisión de una persona que nunca salió al terreno a ver cómo hace su trabajo esta gente", dijo Fabián sobre Kenji Gómez, la nueva autoridad de la SAF en Salta.

Con nombre y apellido

Osvaldo López, Cristian López Traficando y Ana Müller fueron los técnicos que dejaron de llegar a los Valles Calchaquíes sur porque quedaron sin trabajo. 
Ramiro Ragno, si bien no fue despedido fue enviado a otra parte con otra función y Ernesto Manuel Abdo quedó solo para atajar todos los pelotazos. Fue un desgaste de dos años aproximadamente en donde primero recortaron las reparaciones de los vehículos, luego siguieron con los viáticos de los trabajadores, con los recursos para las comunidades, los cambios de destinos y el despido de 18 trabajadores. 
Hoy solo hay un rumor de tres reincorporaciones. 
La presión social en el interior provincial es fuerte y las manifestaciones en la capital se hicieron sentir hasta en el despacho del ministro de Gobierno, Marcelo López Arias, quien recibió a los delegados gremiales hace unas semanas y prometió también realizar un pedido de reincorporación. En los Valles, el “Cocho” y la “Anita” se daban vuelta para trabajar en cuatro municipios, atender cientos de familias, asistir emprendimientos y lograr cientos de satisfacciones. 
Lo mismo que todos los otros técnicos.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...