El hombre que atacó a una chofer ya tenía una condena por violencia

El hombre que quedó detenido por golpear a una chofer de colectivo el jueves a la tarde, Víctor Wilfredo Calle, tenía antecedentes penales y una condena judicial previa. Por el caso, los choferes hicieron un quite de colaboración ayer a la tarde y reclamaron más seguridad.

En 2016 la jueza Claudia del Valle Puertas sentenció a Víctor Wilfredo Calle "a la pena de seis meses de prisión de ejecución condicional por resultar autor penalmente responsable del delito de lesiones agravadas", según se difundió en el parte de prensa oficial del Poder Judicial del seis de junio de ese año.

Entonces se especificó que su pareja lo había denunciado por agredirla cuando se encontraban en un camping. La jueza Puertas le impuso, además, las siguientes obligaciones por el término de un año: fijar residencia; prohibición de ejercer violencia física o psíquica en contra de la denunciante; abstenerse de abusar de las bebidas alcohólicas y de usar de estupefacientes; presentarse ante el Tribunal dentro de los primeros quince días de cada mes y someterse a tratamiento psicológico.

Desde el Ministerio Público confirmaron ayer que el hombre por ahora permanecerá detenido por tener una condena previa.

Víctor Wilfredo Calle subió a un colectivo del corredor 7 el jueves a la tarde. María Aquino, la conductora, le pidió que pagara su pasaje porque no lo había hecho.

El pasajero, de acuerdo al relato de testigos, respondió de manera agresiva y la insultó. Luego, al momento de descender y por motivos que se desconocen, se cayó a la vereda. María Aquino se percató de la situación, frenó y bajó para auxiliarlo, pero el imputado la golpeó y le provocó heridas por las cuales permanecía internada hasta anoche.

Calle la tiró al piso de una trompada. Luego se abalanzó sobre ella y la siguió golpeando en distintas partes del cuerpo.

La fiscalía penal 7, a cargo de Maximiliano Troyano, intervino en el caso y dispuso la detención del acusado.

Radicada la denuncia, Calle fue detenido y se comunicó que sería oficialmente imputado por el hecho. Hasta ayer se esperaba la certificación del médico legal sobre las lesiones que sufrió la conductora, pero tenía heridas visibles en el rostro y en un hombro.

Por el ataque a la conductora, desde la UTA (Unión Tranviarios Automotor) convocaron ayer a la tarde a un quite de colaboración que dejó a muchos pasajeros esperando en las paradas.

Durante la mañana, se anunció que entre las 14.30 y las 15.30 se interrumpirían los recorridos. Los choferes se reunieron en los paradores de las empresas y decidieron extender la protesta por media hora más.

Por la tarde hubo una reunión entre representantes de UTA, la AMT (Autoridad Metropolitana de Transporte) y Saeta.

"Acordamos seguir en contacto para analizar cómo avanzar. No vamos a permitir hechos de esta característica. La AMT se va a constituir como querellante para asegurarnos del avance del caso y de que se logre la mayor condena para el acusado", dijo anoche a El Tribuno Federico Hanne, titular de AMT.

En defensa del atacante

Mientras la colectivera recibió apoyo y muestras de solidaridad de distintas organizaciones, desde la Federación de Centros Vecinales salieron a señalar que los usuarios también "quieren respeto por parte de los choferes".

Walter Ignes, quien es el secretario de Transporte y de Interior de la Federación, aseguró: "No estamos a favor de la violencia, pero como usuarios queremos que los choferes nos respeten. Y también pedimos que sean capacitados estos trabajadores", dijo el dirigente.

Ignes, además, adelantó que desde la Federación pondrán abogados a trabajar en la defensa del agresor y consideró que hay muchas cosas del incidente "que no quedaron claras".

"Hay cosas en el relato de la colectivera que no cierran. Está mal la violencia, pero ella tiene que respetar al pasajero", concluyó Walter Ignes.

Urtubey visitó a la víctima

María Aquino, la chofer de la línea 7E que fue agredida física y verbalmente por un pasajero el jueves, recibió ayer la visita del gobernador Juan Manuel Urtubey en la clínica donde permanece internada. 

El mandatario se interiorizó sobre lo ocurrido y sobre su estado de salud. “Estas cosas no deben seguir sucediendo, debemos visibilizar este hecho porque es la única forma de que esto no se naturalice”, dijo Urtubey y agradeció a la trabajadora por recibirlo.

Por su parte María Aquino se manifestó sorprendida por la repercusión de este hecho. “Me sentí apoyada por toda Salta”, aseguró.

La Secretaría de Derechos Humanos difundió que está asistiendo a la mujer. Desde el Observatorio de Violencia contra las Mujeres también expresaron preocupación por lo sucedido y pidieron tomar medidas para proteger a las conductoras de colectivo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...