Advierten  por las afecciones respiratorias

Con la llegada del receso de invierno se cambia un poco la rutina familiar. Es por eso que el Ministerio de Salud Pública dio una serie de pautas a tener en cuenta para pasar de la mejor forma las vacaciones.

Tanto para los chicos como para los adultos, se sugieren las actividades al aire libre, bien abrigados -evitando las aglomeraciones en espacios cerrados- para prevenir el contagio de enfermedades respiratorias, propias de la temporada invernal.

Durante las caminatas y excursiones se debe prescindir en lo posible del transporte público de pasajeros. Se recomienda la utilización de bicicletas, patines o rollers para paseos seguros por espacios y/o ciclovías habilitadas, tanto en capital como en el interior. También se aconsejan los recorridos por parques, plazas y espacios abiertos.

"La idea es pasar más tiempo al aire libre, evitando la concentración de personas, para impedir el contagio de los virus que están circulando en el ambiente", explicó Claudia Fabaro, pediatra neumonóloga del hospital público Materno Infantil, quien advirtió: "Debemos estar atentos y ver si el chico empieza con tos o con rinitis y verificar si presenta fiebre, que es el indicio de que se trataría de una patología infecciosa o netamente alérgica".

El monóxido

Fabaro también se refirió a los cuidados en el hogar, para evitar intoxicaciones por monóxido de carbono. "Hay que tener mucho cuidado dentro del hogar y recomiendo a los papás chequear el funcionamiento de calefones, cocinas y calefactores si vamos a dejar a los chicos solos durante un periodo de tiempo prolongado", dijo la profesional, quien también recordó que ese tipo de intoxicación se manifiesta con cefaleas, vómitos y náuseas y que lo más importante es ventilar la casa para que haya un recambio de oxígeno.

Si llegara a ser necesario que los menores permanezcan en el hogar por muchas horas, también se debe controlar el espacio en el que se los deja, para evitar accidentes. Productos tóxicos o nocivos y cosas pesadas que pudieran caerse deben ser reubicados. Jamás se deben dejar hornallas prendidas o recipientes con agua hirviendo o con comida en cocción. "Los más chicos no deberían acercarse a la cocina, porque no cuentan con el mismo manejo de los utensilios culinarios que los adultos", recalcó la doctora.

Finalmente resaltó que el lavado de manos con agua y jabón debe efectuarse luego de cualquier actividad, para prevenir enfermedades y que ante la aparición de síntomas como fiebre alta, dolor de cabeza, decaimiento, tos, inflamación de garganta y falta de apetito hay que acudir siempre a la consulta médica.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...