Iturrieta abre el proyecto del “Gimnasia y Tiro local”

Hijo de una gloria de Gimnasia y Tiro (el gran Isidro), con inferiores hechas en Gimnasia y Esgrima de Jujuy, con experiencia en Federal B y con un paso más que destacable y con mucha regularidad en Juventud Antoniana, Joaquín Iturrieta, quien viene de desvincularse del santo, es el primer refuerzo del albo con el que se abrirá este proyecto de armar un plantel con una buena composición de jugadores de la zona (entre los jugadores del club ya asentados en primera, los juveniles que el DT Víctor Riggio considerará que están capacitados para hacerlos subir, y algunos refuerzos de Salta) para “mecharlos” con 8 o 9 sobrevivientes de la temporada anterior, pero no por ello con menor jerarquía. Y el caso de este ledesmense de 24 años así lo confirma. 

Iturrieta cumplirá el deseo de su padre de vestir la casaca celeste y blanca, y llega con mucha más experiencia acumulada. Y sería parte de la primera tanda de entrenamientos que encabezará Riggio con los jugadores locales, a partir del próximo lunes. 
También como parte de esta renovación del albo con jugadores que se hayan destacado en la zona, con quien todavía no hay un acuerdo, pero mucha predisposición de ambas partes, es con Miguel Puntano, el ex delantero de Central Norte que viene de jugar el Federal C con Villa Primavera.

Además, el mediocampista ex-Pellegrini y hoy en Central Norte, Flavio Guanca, también está en la órbita de interés del Tano, teniendo en cuenta que su vínculo con el cuervo solo incluye su trascendental partido de Copa Argentina con River Plate. De hecho, el entrenador de Gimnasia fue a verlo a él y a otros futbolistas, en el amistoso del cuervo ante Deportivo La Merced -ver aparte-.

Cabe recordar que el presupuesto del fútbol en Gimnasia será para esta temporada del Federal A inferior al del campeonato pasado, y los dirigentes argumentan la necesidad imperiosa de dejar el club acomodado en sus finanzas al final del mandato de Marcelo Mentesana, y priorizar el crecimiento institucional, por esta vez, aunque sin rifar el aspecto deportivo, brindándole al grupo de profesionales la mejor logística, tal como se preocupan en aclarar los directivos.

También vale aclarar que la intención de Riggio era mantener a diez u once jugadores de la temporada pasada, pero ya se marcharon Pablo Motta, Alejandro Toledo, Nicolás López Macri y Jonathan Medina en búsqueda de mejores horizontes. 

Lo cierto es que el DT comenzará a trabajar desde el lunes con una decena de juveniles, para someterlos a una adaptación pensando en sumarlos al plano profesional. Junto a ellos trabajarán Álvaro Cazula, Nico Issa, Fabio Giménez y los hermanos Agustín y Luciano Herrera.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...