"Quién conoció la computadora no regresa a la máquina de escribir. Lo mismo sucede con los cuatriciclos: quienes los usan no vuelve al caballo". Así lo indica Juan Ignacio Ezcurra, integrante del CREA Tapalqué II, quien tiempo atrás implementó esos vehículos en su establecimiento ganadero de la localidad bonaerense de Azul para sumar varios puntos en eficiencia.

El primer requisito para cambiar caballos por cuatriciclos es el cambio cultural. La tradición bien entendida no es hacer lo mismo que hacían nuestros antepasados, sino hacer lo que ellos habrían hecho si estuviesen aquí. "Muchos dicen mi padre y mi abuelo esto lo hacían a caballo y yo también, pero ser innovadores también es parte de la tradición de nuestras empresas", apunta Juan Ignacio en un artículo publicado en la última edición de la Revista CREA.

"En una oportunidad llevamos a nuestros a nuestros hijos a caballo y, al regresar para desensillar, llegaron los cuatriciclos con los empleados que trabajan en el campo. En el tiempo que nosotros comenzamos a sacar la montura, guardarla, llevar los caballos a su potrero y demás, los que venían desde la otra punta del campo dejaron los cuatriciclos en el galpón para empezar a jugar al fútbol con sus hijos. El cuatriciclo ahorra tiempo y mejora la calidad del trabajo y, en definitiva, la vida de los empleados", añade.

Sin embargo, como toda tecnología, si se la implementa mal genera más destrucción de valor que si no se la hubiese incorporado.

Por tal motivo, es necesario tener en cuenta una serie de criterios básicos al momento de bajarse del caballo para pasar a invertir en cuatriciclos.

Costo. Los costos de mantener una tropa de caballos, sumando el lucro cesante de la tierra dedicada a los animales, por lo general son mucho más elevados que los de contar con un parque de cuatriciclos. Es conveniente realizar el cálculo comparativo en cada caso particular.

Repuestos. Cualquier mecánico que trabaje con motos, puede hacerlo también con cuatriciclos. Pero es necesario contar con repuestos en tiempo y forma si alguno de los mismos se daña. Por eso es indispensable verificar cómo cada empresa proveedora de estos vehículos gestiona el servicio de provisión de repuestos, dado que algunas pueden llegar a tardar cuatro meses en reponer un repuesto porque no trabajan con un stock propio de piezas. Esto es muy importante porque el modelo de negocio de algunas empresas está enfocado en la provisión de artículos de uso recreativo y no de herramientas de trabajo.

Vida útil. También es conveniente evaluar la vida útil potencial de cada equipo y la posibilidad de contar con unidades alternativas.

Modalidad de uso. Los cuatriciclos de uso agropecuario pueden categorizarse en tres ítems. El primero es el de los "recorredores", que no están diseñados para llevar mucho peso y pueden ser impulsados por el propio conductor cuando se quedan encajados en zonas embarradas. Los equipos de "tiro liviano" permiten transportar cargas de cierto peso en caso de ser necesario, pero que si quedan encajados requieren auxilio externo. Lo mismo se aplica a los cuatriciclos más pesados ("tractorcitos"), que posibilitan llevar un mayor volumen de carga.

Combustible. Es aconsejable que los cuatriciclos salgan con el tanque lleno al momento de comenzar la recorrida.

Manejo. El uso responsable de los cuatriciclos debe ser inculcado, dado que el riesgo de accidentes no es despreciable si esa premisa no se cumple. Las mayores eficiencias logradas con el uso de cuatriciclos deberían complementarse con capacitaciones orientadas a incrementar la recolección de datos necesarios para generar información útil proveniente de las recorridas. El avance tecnológico es una necesidad si está enfocado de manera integral en el marco de un proceso de mejora continua.

x

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...