Se realizó en Tartagal la primera audiencia pública por la compra de electricidad a Bolivia

El Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) convocó a una audiencia pública que se realizó en Tartagal para analizar la solicitud de otorgamiento del certificado de conveniencia y necesidad pública en favor de la empresa a requerimiento de la compañía boliviana Ende Corporación, aspirante a convertirse en concesionaria del servicio público de transporte de energía eléctrica de interconexión internacional. La obra consiste en la construcción de un electroducto 2x132 kV entre el Nodo Frontera (Bolivia - Argentina) y la Estación Tartagal en la provincia de Salta, La obra comprende una longitud de 70 kilómetros.

De esa manera, ENDE pretende invertir 60 millones de dólares para la venta de electricidad a nuestro país mediante la construcción de la primera línea de interconexión eléctrica que unirá a los dos países.

El proyecto línea de transmisión Juana Azurduy de Padilla comprende la construcción de dos subestaciones, una en la localidad de Yaguacua (Bolivia) y otra en Tartagal. El tramo de la obra en suelo boliviano ya esta en ejecución y en los próximos meses comenzaría, de acuerdo a lo que arroje la audiencia pública, el tendido de cables en suelo salteño.

La línea tiene una extensión total de 110 kilómetros, de los cuales 40 están en Bolivia y el remanente en Argentina. En febrero de este año comenzaron los trabajos en territorio boliviano y desde el próximo año se proyecta la exportación de entre 80 a 120 megavatios (MW) de electricidad.

Polo energético

Bolivia está dispuesta a aprovechar el déficit energético que tiene la Argentina, se consolidó como el gran proveedor en materia de gas y planea hacerlo en materia de energía eléctrica también. Con su potencial gasífero que le sirve para generar energía eléctrica quieren ser el centro energético de sudamérica y exportar electricidad a la Argentina, Brasil, Perú y Paraguay.

La Planta Termoeléctrica del Sur que puede abastecer al norte argentino fue inaugurada en setiembre 2014, con una potencia aproximada de 160 MW, y fue contruida por ENDE Andina SAM, filial de la Empresa Nacional Boliviana de Electricidad con cuatro nuevas turbinas a gas y cuatro turbinas a vapor, bajo el esquema de ciclo combinado.

El proyecto forma parte del Programa de Desarrollo Económico y Social y como objetivo estratégico, plantea el potenciamiento del sector eléctrico, para satisfacer la demanda interna y generar excedente para la exportación a Argentina, Paraguay y Brasil.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...