El día que el cuervo se le “plantó” al "pomposo" River Plate

La dicotomía entre ricos y pobres en el fútbol argentino no es ninguna novedad. La gigantesca brecha se sostuvo a lo largo de muchas décadas, fue fogoneada por el abusivo proceso grondonista y hasta el día de hoy, pese a que la evolución le dio a la tendencia actual un tinte un poco más igualador, desde la repartija, desde el poder, desde las decisiones, desde las atribuciones, desde la injerencia en AFA, desde los contactos y desde los ingresos, convierte una puja entre un club grande de Primera División y una austera entidad de la cuarta o quinta categoría del fútbol argentino, y más si se trata de una institución indirectamente afiliada a la Asociación del Fútbol Argentino, en una contienda desigual, y no tanto en la cancha como en los escritorios.

Pese a ello, Central Norte se le “plantó” a River Plate, con sus escasas armas para defender una postura previamente estipulada desde la organización de la Copa Argentina.

Y otra tendencia de los últimos tiempos también está centrada en la mayor ascendencia de Boca Juniors en la mesa chica de las decisiones de la entidad de calle Viamonte y en el recelo de River ante las supuestas arbitrariedades de la entidad rectora hacia el club presidido por Daniel Angelici, estableciendo una puja narcisista de egos propios de los grandes y una contienda de intereses entre las instituciones que suelen polarizar las preferencias masivas en el país.

En este contexto, no se puede soslayar que Central Norte se le “plantó” de alguna manera a River amenazando con no presentarse a jugar el partido con River si se le modificaba el escenario del partido, previamente confirmado en el estadio “Brigadier López” de Colón de Santa Fe, y luego sujeto a una posible modificación ante el pedido de River de cambio de estadio en función a la intención de gozar el mismo beneficio que sus “primos” de La Ribera, el de jugar en territorio bonaerense por los 32avos de final de la Copa Argentina.

Finalmente, la AFA habría sentenciado su decisión final al reconfirmar a Santa Fe como sede del partido. No solo la dirigencia cuerva había puesto su grito en el cielo, sino que los hinchas de Central Norte expresaron en las redes su malestar por el posible cambio, varios de los cuales ya habían preparado su logística y su caravana para alentar al cuervo en Santa Fe, incluso sacrificando desde lo económico para ser testigos de un partido histórico.

 

En el azabache, “el mundo sigue andando”

Si bien aún restan siete días para el esperado choque de eliminación directa de Copa Argentina entre Central Norte y River Plate, el DT Ramón Apaza tiene con qué hacerle frente al poderoso conjunto de Núñez y hará hincapié en el equipo que vino probando en los amistosos, teniendo en cuenta que realizar demasiados cambios sobre la marcha no lo favorecería para nada a la hora de enfrentar a un elenco aceitado, que se conoce desde hace tiempo y cuya diferencia de jerarquía es obvia, como es el caso del millo.

Tras las -en su momento- no previstas salidas de Facundo Girón y del habilidoso Hernán Vargas, el “Turco” incluiría desde el arranque ante los dirigidos por Marcelo Gallardo a: Mariano Maino; Jesús Calderón, Franco Turus, Rodrigo Curletto y Benjamín Jurado; Fausto Apaza, Flavio Guanca, Facundo Zamarian y Raúl Zelaya; Matías Ceballos; Santiago Pavisich (con seis refuerzos entre los once).
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...